24/04/2019
Lunes 11 de Diciembre de 2017 Política

Brinda Mariu antes de fin de año: bendice Carrió la reforma de Macri y le llueven fondos a la Provincia

El 20 de diciembre, Cambiemos levantará la mano de forma unánime para votar la reforma previsional. Con algunos votos del nuevo bloque del PJ liderado por Pichetto, llegará la financiación del Fondo del Conurbano.

El interbloque de Cambiemos confirmó a través de un comunicado que votará de forma unánime a favor de la reforma previsional que ya cuenta con la media sanción del Senado. De este modo, las dudas para el oficialismo que representaban los congresistas liderados por la diputada Elisa Carrió y el interbloque Argentina Federal protagonizado por el Jefe del bloque de Senadores del PJ, Miguel Angel Pichetto, fueron disipadas.

"Los bloques que integran Cambiemos en la Cámara de Diputados manifestamos nuestro apoyo a los acuerdos logrados entre el Gobierno nacional, las fuerzas políticas del Senado y 23 gobernadores sobre el proyecto de reforma previsional que tiene media sanción", reza el comunicado que fue firmado por Mario Negri, jefe del interbloque; Elisa Carrió, dirigente de la Coalición Cívica; y Nicolás Massot, jefe de la bancada del PRO.

"Los bloques que integran Cambiemos en la Cámara de Diputados manifestamos nuestro apoyo a los acuerdos logrados entre el Gobierno nacional, las fuerzas políticas del Senado y 23 gobernadores sobre el proyecto de reforma previsional"

En el comunicado, los tres diputados defendieron la reforma que planea sancionar el Gobierno el 20 de diciembre. A través de cuatro aumentos de alrededor del cinco por ciento, los dirigentes de Cambiemos aseguraron que el aumento para los jubilados en el año 2018 será de 21,8 por ciento. Además, argumentaron que dicho aumento se encontrará "casi cinco puntos" por encima de la inflación que han estimado los analistas privados.

En la misma línea, los tres políticos defendieron otros puntos de la reforma que al sostener que "reflejan el compromiso del Gobierno con la inclusión y la protección de quienes más lo necesitan". El primero de ellos es "garantizar al menos el 82 por ciento del salario mínimo a los jubilados que hayan hecho sus aportes" que, según reflejaron en el texto, significará un aumento extra de más de 500 pesos mensuales a partir de enero para 1.200.000 jubilados y pensionados, "profundizando el carácter solidario del sistema".

Además, los dirigentes se mostraron a favor de "permitirles a los trabajadores del sector privado que se sientan cómodos en sus empleos, demorar voluntariamente su jubilación y seguir trabajando hasta los 70 años", uno de los puntos de la reforma que Lilita defendió desde un principio.

Por otro lado, el jefe del bloque del PJ-FpV, Miguel Ángel Pichetto ya había defendido su voto con la frase "nos toca la ingrata tarea de votar esta ley". El rionegrino se convirtió en nexo entre los gobernadores y el Gobierno tras el pacto fiscal. Esperan el mismo resultado en Diputados.


A sólo nueve días de la votación, el oficialismo parece haber alcanzado el objetivo que tenía previsto para antes de fin de año. Ahora, con el apoyo asegurado de Carrió y sus diputados, una buena parte del Bloque Justicialista de Pichetto y algunas bancadas provinciales sueltas, la reforma previsional alcanza "media sanción y media". Los números que manejan en Casa Rosada dan "más menos" 140 votos a favor de la Reforma Previsional. 

Lo más probable es que el 20 de diciembre de este año, el oficialismo haya logrado algo que parecía improbable: forrar la provincia de Maria Eugenia Vidal de cara a 2019 en detrimento de uno de los sectores que más tiñieron las urnas de amarillo el 22 de octubre. El mensaje de "ceder todos un poquito" que desplegó Macri en la Conferencia de la OMC empezó por los jubilados.

El comunicado de Cambiemos


“Los bloques de Cambiemos apoyamos el proyecto de reforma previsional”

Los bloques que integran Cambiemos en la Cámara de Diputados manifestamos nuestro apoyo a los acuerdos logrados entre el Gobierno nacional, las fuerzas políticas del Senado y 23 gobernadores sobre el proyecto de reforma previsional que tiene media sanción.

Los cambios previsionales son una pieza clave del grupo de reformas propuesto recientemente por el Gobierno, que incluye el Consenso Fiscal, la Ley de Responsabilidad Fiscal, la Reforma Tributaria y la Reforma Laboral; iniciativas que empiezan a poner en práctica los tres consensos básicos señalados el mes pasado por el Presidente Macri.

El objetivo principal de todas estas reformas es hacer sostenibles en el tiempo la generación de empleo y la reducción de la pobreza.

En cuanto a lo previsional, estamos orgullosos de la amplia cobertura de nuestro sistema, que alcanza al 98% de los mayores, y de la Reparación Histórica, con la cual recompusimos los haberes mal liquidados de 1,1 millones de jubilados.

Ahora bien, reconocemos que la situación actual del sistema no es sostenible. Es nuestra responsabilidad como legisladores hacer los cambios necesarios para que el sistema siga siendo universal, público, solidario y de reparto.

Nuestro apoyo viene, entonces, del convencimiento de que la reforma servirá para fortalecer el sistema previsional y hacerlo sostenible en el tiempo.

Para ello, el Gobierno propone tres cambios. El primero es la modificación de la fórmula de movilidad. La actual es innecesariamente compleja e inestable, y no asegura el poder adquisitivo de los jubilados. En 2014, por ejemplo, sus haberes perdieron un 7% frente a la inflación.

La fórmula propuesta es simple y transparente y garantiza para siempre el poder adquisitivo de los jubilados. Además, es similar a la que usan los países desarrollados, estando compuesta en un 70% por la inflación y un 30% por el aumento de los salarios.

En 2018, con esta fórmula, las jubilaciones le van a ganar por alrededor de 5 puntos a la inflación. Ya sabemos que en marzo de 2018 las jubilaciones subirán 5,7% y que en junio aumentarán aproximadamente 5,6%. Las proyecciones del Ministerio de Hacienda indican que en septiembre de 2018 crecerán otro 4,7% y en diciembre un 4,2% extra. Estos cuatro aumentos combinados dan un aumento total de las jubilaciones para 2018 de 21,8%, casi cinco puntos más que la inflación estimada por los analistas privados.

El segundo cambio es garantizar al menos el 82% del salario mínimo a los jubilados que hayan hecho sus aportes. Esto significará un aumento extra de más de 500 pesos mensuales a partir de enero para 1.200.000 jubilados y pensionados, profundizando el carácter solidario del sistema.

El tercer cambio es permitirles a los trabajadores del sector privado que se sientan cómodos en sus empleos, demorar voluntariamente su jubilación y seguir trabajando hasta los 70 años.

Todos estos cambios reflejan el compromiso del Gobierno con la inclusión y la protección de quienes más lo necesitan. En 2018 el 76% del presupuesto nacional se destinará a cuestiones sociales (incluidas las jubilaciones). Es un número récord para Argentina, varios puntos por encima del promedio de 67% de la última década.

Por eso vale la pena el esfuerzo de hoy.

Mario Negri /Elisa Carrió / Nicolás Massot

Compartir en
Notas relacionadas
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]