25/04/2019
Domingo 10 de Diciembre de 2017 Política

El próximo en la lista: complican un BMW y un Toyota el futuro de Aníbal

Luego del pedido de desafuero y detención a la ex presidenta, el ex funcionario puede enfrentar la prisión por “obstrucción a la Justicia”

 

El ex jefe de gabinete Aníbal Fernández puede sumarse a la lista de referentes del kirchnerismo tras las rejas. La fiscal general Gabriela Baigún lo denunció por vender parte de su patrimonio luego de que la Justicia ordenara su inhibición. ¿El delito? insolvencia fraudulenta. Por esta causa, el ex funcionario podría enfrentar una pena de seis meses a tres años de prisión.

Según la fiscal, Fernández vendió un automóvil BMW y un Toyota por más de $1 millón cuando la Justicia ya había ordenado la inhibición general de bienes. En noviembre del 2016 el juez federal Claudio Bonadio, había elevado a juicio la causa “Qunita”, en donde Fernández y el ex ministro de Salud Daniel Gollán se encuentran procesados -junto a 18 ex funcionarios y empresarios más- por supuestas irregularidades en las licitaciones del programa del ministerio de Salud durante el kirchnerismo.

 

En el marco de la causa, Fernández y otros acusados le comunicaron a la Justicia que no contaban con los bienes necesarios para afrontar posibles embargos. Sin embargo, luego de una actuación de oficio de la Dirección General de Asesoramiento Económico y Financiero en las Investigaciones (DAFI) se llegó a corroborar que los ex funcionarios y empresarios acumulaban 81 inmuebles, 19 autos, 1 moto, cuatro embarcaciones, cuotas sociales, acciones y cuentas bancarias, según reveló el diario La Nación.  

 

Sin embargo, el problema para Aníbal no radica en la pena, sino en la combinación con el procesamiento que le dictó Bonadio por el plan Qunita, en donde lo acusó de “fraude contra la administración pública, abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público”.  La investigalción se originó con una denuncia de la diputada de Cambiemos Graciela Ocaña. El plan Qunita consistia en una entrega de un kit de cuna, sábanas, frazada y otros elementos básicos y la realización de controles médicos obligatorios. 

El caso Manzanares

El 17 de julio por orden del juez Bonadio quedó detenido Víctor Manzanares, histórico contador de la familia Kirchner. Se lo encontró responsable de “entorpecer a la Justicia” en el marco de la investigación por “Los Sauces”, en donde se la acusa a la ex presidenta Cristina Kirchner de triangular con los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López dinero proveniente del “sobreprecio” en la obra pública que ellos mismos ejecutaban. Manzanares cometió el mismo hecho que ahora se le adjudica a Fernández y quedó detenido por "entorpecer el accionar de la Justicia". Actualmente se encuentra en el penal de Marcos Paz.

El descargo de Aníbal

"Vendí ambos vehículos, sí, pero para aumentar mi patrimonio, no para reducirlo, porque cambié un auto por otro más nuevo y el dinero que cobré lo deposité en una cuenta en dólares que tengo en el Banco Patagonia y sigue ahí", admitió Fernández. A su vez sostuvo que "si van a investigar mis movimientos patrimoniales, además de ver qué vendí revisen qué compré, y analicen si el flujo patrimonial es negativo o positivo y ahora es más de lo que había cuando decretaron la inhibición".

Además avisó que el lunes se presentará con su abogado ante la Justicia para dar todas las explicaciones y exponer "lo que hicimos, paso por paso", finalizó. El sábado por la noche en el programa PH Podemos Hablar, el ex funcionario protagonizó un tenso cruce con el escritor Federico Andahazi por la corrupción. En una dinámica del envío, Fernández opinó que “hay mucha corrupción” en el gobierno actual y que "seguramente" haya habido, también, durante la gestión anterior.

 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]