20/08/2019
Jueves 30 de Noviembre de 2017 Está pasando

Allana la Justicia el camino contra Moyano: detienen al dos de Independiente y lo pone contra las cuerdas

El clan Moyano sigue contra las cuerdas. La Justicia continúa investigando a su círculo más cercano y anticipa lo que podría ser un duro golpe contra la familia de los camioneros en sus próximas medidas. Esta vez, cayó una de las personas más cercanas a Hugo Moyano: Noray Nakis, el vicepresidente de Independiente.

El número dos de Moyano en el Rojo fue arrestado en el marco de un megaoperativo ordenado por la Justicia de Lomas de Zamora, en donde se lo acusa de estar presuntamente vinculado a una asociación ilícita liderada por el presunto jefe de la barra -hoy preso- Pablo “Bebote” Álvarez.  

"La asociación estába destinada a la comisión de hechos de violencia física e intimidaciones", dijeron desde la Justicia

La causa comenzó en marzo pasado luego de una denuncia realizada por Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), que depende del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires.

Nakis, en la causa aparece sospechado de funcionar como nexo entre el club y la barra para manejar la reventa de entradas, la explotación de merchandising y la venta de comidas durante los partidos en los alrededores del club de Avellaneda. Por disposición de la Justicia, se realizaron 32 allanamientos en donde detuvieron a más de 20 personas supuestamente involucradas. Incluso hubo personas que se resistieron con pistolas e hirieron a efectivos de la policía.

La hipótesis de los investigadores es que el vicepresidente primero del club, a través de diferentes negocios de su propiedad (joyerías y supuesto hotel alojamiento que compartiría con “Bebote” Álvarez), lavaba dinero. "Nakis tiene una estrecha relación con Álvarez. Además el dirigente utilizaba a parte de la barra brava como mano de obra o grupo de choque cuando tenía algún problema en alguno de sus emprendimientos", sostuvo una fuente de la causa al diario La Nación.

En el operativo también resultó detenido Roberto “Polaco” Petrov, histórico guardaespaldas del presidente del club, Hugo Moyano. Petrov ya estuvo detenido en septiembre pasado tras enfrentarse con la policía al término del encuentro con Atlético Tucumán, para los octavos de final de la Copa Sudamericana. Habrá que ver si esto llega hasta el mismísimo camionero.

Esto significa un golpe histórico para la barra del club. "El principal objeto es el de obtener beneficios económicos, entrega de entradas y su reventa, dinero para viajes, extorsiones a personal del cuerpo técnico, jugadores y dirigentes", apuntó una fuente judicial. Y agregó: "Esa asociación está destinada a la comisión de hechos de violencia física e intimidaciones contra personas y autoridades de organismos estatales".


La palabra del Procurador

 

Quien se manifestó en el mismo sentido fue el Procurador General de justicia de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand. El funcionario anticipó que “va a haber otros operativos”, y que “el objetivo estaría orientada a actos de coacción, que eventualmente podría estar ligada a delitos federales. Se estima que pueden ser lavado de activos”, puntualizó. Además, avisó que en las “próximas horas” serán investigados clubes del sur de la provincia.


¿El turno de los Moyano?

Los Moyano por ahora no sufren medidas directas que los hagan correr el riesgo de quedar tras las rejas. Pero de alguna manera los jueces avanzan en su entorno más cercano y renuevan las señales que alarman a Hugo y sus hijos.
 

Compartir en
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar"]