“No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política económica”

Martín Guzmán no entregó detalles de las negociaciones con el FMI, pero pronosticó que el Gobierno alcanzará el equilibrio fiscal en 2023.
El Canciller - Comentarios

En una exposición que significó el primer discurso de un ministro de Economía en el Congreso la Nación después de 25 años, Martín Guzmán brindó mayores señales sobre las intenciones del Gobierno nacional en materia de la reestructuración de la deuda y si bien aseguró que cada medida adoptada hasta el momento estaba enmarcada en un programa integral, no dio pistas respecto al plan económico del Poder Ejecutivo ni detalles públicos de la negociación con el FMI y los bonistas privados.

Entre las proyecciones más destacadas de un informe que se extendió por una hora, el titular de la cartera económica afirmó que el Frente de Todos buscará alcanzar el equilibrio fiscal en 2023. A lo largo de la sesión, agradeció en múltiples oportunidades a todos los bloques opositores por haber acompañado la Ley de restauración de la sostenibilidad de la deuda externa y sostuvo que resolver la crisis de sobreendeudamiento es una política de estado.

Las 20 frases de Guzmán en el Congreso

– “Hoy Argentina vive una profunda crisis económica y social. Desde 2017, 465.000 argentinos se transformaron en indigentes y más de dos millones de personas han caído bajo la línea de pobreza”.

– “La deuda pública bruta pasó del 52,6% del PBI en 2015 al 88,8% en 2019. Fue un brutal crecimiento, sin un crecimiento concomitante de la capacidad productiva del país. La deuda se invirtió en pagar deuda y en financiar la salida de capitales”.

– “La Argentina accedió nuevamente al mercado de crédito internacional en abril de 2016. Había euforia en los mercados por el cambio en las reglas de juego y el nuevo modelo que proponía el país. Pero se tomó deuda y la lluvia de inversiones nunca llegó”.

– “El Fondo Monetario es responsable por la crisis de deuda y económica actual”.

– “La Ley de Solidaridad no es una Ley de austeridad fiscal, porque en las recesiones nunca funcionan”.

– “Todo está pensado, absolutamente toda medida que tomamos tiene un programa macroeconómico atrás. Los primeros signos son positivos, esto está empezando a andar”.

– “Si pretendían un powerpoint con proyecciones a 10 años, eso no va a pasar. Eso no es serio. Sí definimos un programa macroeconómico integral, donde política monetaria, fiscal y financiera están ordenadas”.

– “Buscamos hacer que los dólares se pongan al servicio de la producción. En este momento, tocaba hacer eso (impuesto del 30% al dólar). En otro momento de la economía, las medidas pueden ser diferentes. Lo que se está haciendo es política macroeconómica para una situación de crisis”.

– “Buscamos sentar un ejemplo a nivel mundial de cómo resolver una crisis de deuda soberana”.

– “Nuestra idea es que la reestructuración le permita a la Argentina crecer y sostener ese crecimiento en el tiempo. El enfoque es sostenible, ni amigable, ni agresivo. Estamos siguiendo un proceso que se da a la máxima velocidad en la historia de este tipo de procesos”.

– “El cambio de conducción en el Fondo ha sido refrescante, pero hay un trayecto largo por recorrer. Se viene trabajando de forma muy constructiva, en cada reunión se hacen progresos, en un marco de creciente entendimiento mutuo”.

– “No es realista ni sostenible que haya una reducción del déficit fiscal primario en 2020, no se busca eso, sino en lo inmediato tener espacio para políticas expansivas”.

– “Un escenario más realista implica alcanzar el equilibrio fiscal en 2023 y converger a un superávit fiscal primario de entre 0,6 y 0,8% del PBI unos años después”.

– “En la historia de la Argentina muchas veces se han tomado compromisos que no se pueden cumplir. Si queremos darle un final a la crisis de sobreendeudamiento, tenemos que tener compromisos que podamos cumplir. No estoy dando números optimistas, pero sí realistas”.

– “El programa anterior no ayudo a estabilizar, no se cumplieron los objetivos, pero sí las premisas. El gobierno anterior hizo todo lo que decía el programa, bajo la idea de que eso iba a generar una restauración de la confianza, con austeridad fiscal y política monetaria contractiva”.

“No representa en absoluto a toda la deuda en pesos (bono dual AF20). Es un bono que siempre consideramos como algo distinto, decidimos encapsularlo y tratarlo en forma distinta al resto de la deuda. Fue consistente con las premisas del programa macroeconómico”.

– “No vamos a permitir que fondos de inversión extranjeros marquen la pauta de la política económica. El sendero fiscal, económico y financiero lo decidimos nosotros”.

– “Estamos implementando políticas para tener mayores certezas antes de implementar el nuevo presupuesto”.

– “Es un proceso donde todos van a tener que definir en qué lugar están parados. Nosotros ya lo tenemos definido, estamos del lado de la gente”.

– “Va a haber frustración de los bonistas”.