“No se advirtió ningún signo de violencia”: cómo sigue la investigación judicial para averiguar la causa de la muerte de Maradona

El Canciller - Comentarios

Luego del fallecimiento del astro argentino Diego Armando Maradona en una vivienda del barrio San Andrés, el Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires inició hoy una causa por averiguación de causales de muerte.

La causa está a cargo de la fiscal Laura Capra, de la Unidad Funcional de Instrucción de Benavídez, quien, junto a dos secretarios trabajan en el distrito privado donde falleció el Pelusa.

El fiscal general de San Isidro, John Broyad, a cargo de coordinar la autopsia, explicó que Diego falleció “a las 12 horas del mediodía” dentro del apartamento y confirmó que la pericia se desarrolla en la morgue del municipio bonaerense de San Fernando desde las 18:00 de este miércoles. Además, aclaró que el cuerpo no presentaba ningún signo de violencia y, a simple vista, el fallecimiento parece obedecer a circunstancias naturales.

“No se advirtió ningún signo de criminalidad, ningún signo de violencia. La autopsia se hace a los fines de determinar fehacientemente las causales de la muerte al igual los informes complementarios”, aclaró.

En la casa del Diez trabajaba el jefe del cuerpo médico de San Isidro, Federico Corasaniti, quien revisaba el lugar junto a otros peritos. Los fiscales que intervienen ya ordenaron tomar las primeras declaraciones testimoniales a cuidadores, médicos, vecinos y personal de seguridad del barrio.

Este miércoles al mediodía, personal policial se hizo presente en el lote 45 del barrio San Andrés, complejo Villanueva, en donde tomaron conocimiento por parte del Jefe de Seguridad del predio, Julio Coria y personal de salud privada, que “en momentos en que al mismo se le iba a suministrar la medicación correspondiente al día se constató la descompensación y posterior fallecimiento”.