No presenta pruebas Burzaco sobre las coimas en el Fútbol para Todos

Durante las cuatro jornadas de declaraciones en la corte de Brooklyn, el ex CEO de Torneos no aportó elementos que se complementen con su confesión
El Canciller - Comentarios

El ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, no aportó elementos concretos sobre los supuestos sobornos que denunció en la corte de Brooklyn. “Fueron cash, no hay pruebas”, admitió en las últimas horas su entorno y quedó un manto de sospechas sobre la veracidad del testimonio que brindó en el marco del escándalo del FIFAGate.

Sin embargo, todavía es una incógnita por qué el abogado Jorge Delhon se arrojó al paso de una formación del ferrocarril Roca, en las cercanías de Lanús. “Jorge tenía una familia ideal, no era un político y siempre estaba pendiente del ‘qué dirán’. Que lo acusen de ladrón para él debe haber sido muy fuerte”, explicó alguien cercano al ex directivo del Fútbol Para Todos (FPT), ante Infobae.

Cuentan que cuando Burzaco recibió la noticia del suicidio de parte de su abogado, Matías Mendilaharzu, quedó shockeado. “Habían tenido trato más allá del trabajo”, cuentan desde el círculo del ex CEO de Torneos.

Burzaco, en su primer día ante la corte norteamericana, confesó que Delhon y a Pablo Paladino, ex coordinador del Fútbol para Todos y hombre cercano a Aníbal Fernández, cobraron 4 millones de dólares en coimas entre fines del 2011 y 2014. Sin embargo, no dio más precisiones, porque “no las tiene”, admiten en su entorno. La Justicia tampoco indagó mucho más sobre el tema ni le pidió las pruebas de los delitos. “Él no llevaba el dinero”, respondió anteanoche su abogado Mariano Mendilaharzu.

Pablo Paladino y Delhon forjaron una relación en el Balmoral College, una de las escuelas más caras de Banfield. Si bien no eran amigos íntimos, horas antes del trágico desenlace, el abogado llamó al ex coordinador del FPT para reunirse en su casa y conversar sobre la acusación en contra de ambos que comenzaban a difundirse. Paladino lo esperó, pero su Delhon nunca llegó.

Burzaco concluyó una semana movida. Tras cuatro jornadas intensas, en donde tiró del mantel del Fútbol mundial, desde su defensa creen que no volverá a ser citado. En el 2018 seguramente se le dictará sentencia.