Ningunea Macri a Bolsonaro, congela el plan Mercosur y le disputa el liderazgo “antichavista” de la región

El Canciller - Comentarios

Desde que llegó a la Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri ya se tomó más de 100 días de vacaciones. A pesar de que el canciller Jorge Faurie lo había confirmado, el primer mandatario no viajará finalmente a la asunción del ultraderechista Jair Bolsonaro en Brasil. Macri y Bolsonaro, entre la asociación en la región y el la rivalidad por la atención de Donald Trump.

Faurie sostuvo en una entrevista con Clarín que “el gobierno de Bolsonaro pretende valorizar mucho la relación con Washington”. “Justamente es lo que ha hecho la Argentina con el presidente Macri, quien ha establecido un fuerte diálogo con Trump”.

A pesar de correr con ventaja por el tiempo de relación, Bolsonaro tiene las de ganar a la hora de pensar en el líder de la región por el que apostará la gestión estadounidense. Admirador de Trump, de ultraderecha y con poco diálogo con China, el presidente electo brasileño encaja más y mejor que Macri en el perfil que busca el norteamericano.

En tal sentido, la otra lucha que se abre entre Macri y Bolsonaro gira en torno a Venezuela. Con el Mercosur sepultado por falta de prioridad, la competencia es ahora ver cuál mandatario es más antichavista en la región. El 4 de enero, las autoridades argentinas se reunirán con los cancilleres del Grupo Lima que integra la Argentina junto a otros 12 países: la idea es potenciar la presión sobre el régimen de Maduro en Venezuela.

La decisión de Macri de no viajar a Brasil y enviar en su lugar a otro funcionario puede entorpecer las relaciones con Brasil. Faurie había sido claro hace algunas semanas cuando remarcó que para el Gobierno “Brasil es el socio más importante”. “El presidente entiende que tiene que estar presente como lo harán otros mandatarios”, puntualizó.

Después del triunfo parcial en primera vuelta, el ahora presidente electo brasileño envió gestos positivos al argentino, al enviar “un abrazo a Macri, que terminó con la Dilma Kirchner”. Sin embargo, una vez electo, eligió a Chile como primera visita oficial, relegando el rol que había ocupado Argentina durante las últimas décadas. La asunción de Bolsonaro es el 1º de enero. Macri planea pasar las fiestas en el sur del país.