Nicole Neumann con coronavirus y su empleada sin licencia: ¿puede trabajar el personal doméstico durante la cuarentena?

Cayeron 20.700 trabajos registrados del sector en los primeros cuatro meses del año, mientras que la informalidad alcanza al 70% de las trabajadoras.
El Canciller - Comentarios

Una vez más, la modelo y panelista de “Nosotros a la mañana”, Nicole Neumann, está en el ojo de la tormenta. Su positivo de COVID-19 y el de su empleada doméstica visibilizan la situación del sector. La mujer no gozaba de licencia por la cuarentena, aunque le correspondía, y cada 15 días visitaba a su familia.

La modelo solía ir a trabajar desde su casa del Tigre a Canal 13. Sin embargo, apuntó contra su empleada por haberla contagiado, esta última pasaba la cuarentena en la casa de la modelo hasta el momento en que dio positivo. Neumann la mandó en taxi a un centro de aislamiento, mientras que ella se quedó en su hogar junto a sus tres hijas.

En mayo pasado, desde su cuenta de Instagram, la panelista había entrevistado a la médica antivacunas Chinda Brandolino que catalogó al coronavirus como de “una falsa pandemia”. En la misma línea, la modelo sostuvo que no creía poder infectarse porque toma espirulina y come jengibre para mejorar sus defensas. 

El caso de Neumann muestra el incumplimiento (y abuso) de algunos empleadores a la hora de darle licencia paga a sus empleadas domésticas.

En mayo, la Unión del Personal Auxiliar de Casas Particulares (Upacp) recibía 100 consultas diarias de afiliados de todo el país, según Cosecha Roja.

Te recomendamos leer

Personal doméstico no trabaja en AMBA

“En el ámbito del AMBA (donde vive la modelo) el personal doméstico no está exceptuando a prestar tareas y se abona la totalidad de la remuneración, aún en el caso de que estuvieran cobrando el IFE”, sostiene Daniel Saini, abogado laboralista. En cambio, en otras zonas del país sí pueden trabajar.

Upacp recomienda que en las localidades donde están en Fase 4, cada trabajador consulte a la intendencia local, sobre el protocolo que habilita al sector a volver a sus empleos. 

El monto del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es de $10.000 y lo cobra solo un integrante del grupo familiar, priorizando a la mujer.

El 70% de los trabajadores del servicio doméstico trabajan en negro.

El subsidio está dirigido a trabajadores informales, empleados de casas particulares, monotributistas sociales, y de las categorías A y B. 

Un dato clave es que el IFE es compatible con el cobro de la Asignación Universal por Hijo, la Asignación por Embarazo y el programa Progresar.

Para tramitarlo se estipulan diversos requisitos:

  • Ser argentino nativo o naturalizado y residente, con una residencia legal en el país no inferior a 2 años.
  • Tener entre 18 y 65 años de edad.
  • Que el titular o su grupo familiar no tenga ingresos provenientes de:
    • un trabajo en relación de dependencia en el sector público o privado.
    • ser monotributista de categoría C o superior, o del régimen de autónomos.
    • una prestación de desempleo.
    • jubilaciones, pensiones o retiros contributivos o no contributivos nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
    • planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales.

Crisis del sector de casas particulares

En los primeros cuatro meses del año, el personal doméstico registrado por los empleadores bajó de 497.700 a 477.000. Es decir que desaparecieron 20.700 trabajos declarados, según los registros del Ministerio de Trabajo nacional.

Solo un tercio (33,1%) de las trabajadoras domésticas cobró su salario el 13 de abril al 10 de mayo. La cifra surge del estudio realizado por el Programa Salud, Subjetividad y Trabajo de la Universidad Nacional de Lanús y el Centro de Estudios e investigaciones laborales (CEIL) del CONICET.

La informalidad del sector doméstico se mantiene, pese a que la actividad es regulada por la ley 26.844. La norma dispone un régimen especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares.

La ley nacional prevé la duplicación de la indemnización por despido, cuando al momento del despido el empleado no estaba registrado o lo estaba en forma deficiente.

“La ayuda estatal del ATP no puede ser para el pago de los sueldos de los trabajadores de casas particulares”, explica el especialista en derecho laboral. Y agrega: “Tampoco hay a nivel colectivo ningún acuerdo de suspensión”.

Si llegase a concurrir la empleada doméstica a su trabajo, se puede denunciar al 134 el incumplimiento de la cuarentena sostiene la Upacp. También el sindicato advierte que puede haber cambios de las categorías de la 5 a la 4, es decir, de tareas generales a cuidado de personas, con el fin de que las trabajadoras concurran a sus empleos.

Te recomendamos leer

Tareas de cuidado

Saini aclara que “salvo que una persona tenga tareas de cuidado no terapéutico de otros individuos no está habilitada a trabajar, lo cual no corresponde a la situación de Neumann”.

Sobre esta cuestión, el artículo 6 del decreto que establece la cuarentena (297/20) define que están exceptuadas del aislamiento: “las personas que deban asistir a otras con discapacidad; familiares que necesiten asistencia; a personas mayores; a niños, a niñas y a adolescentes”.

Foto NA

Si la cuidadora forma parte del grupo de personas de riesgo, tiene más de 60 años, está embarazada y/o padece enfermedades respiratorias o cardíacas, inmunodeficiencias, diabetes, insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses, o es paciente oncológico en tratamiento, tampoco debe trabajar y cuenta con la licencia, la cual incluye el pago del 100% del sueldo. 

A su vez, la resolución 207/2020 de la cartera dirigida por Moroni establece que se justifica la inasistencia al trabajo de la cuidadora que tiene a su cargo a un niño o adolescente, mientras estén suspendidas las clases en los colegios.