#NeverAgain: sacude a Estados Unidos un nuevo tiroteo en la Universidad Central de Michigan

Esta mañana, un hombre armado mató a dos personas en la Universidad de Michigan. No se trata de un acto terrorista pero revive el miedo de lo que sucedió en Parkland hace solo dos semanas. Se presume que no eran estudiantes y fue a causa de un conflicto familiar.
El Canciller - Comentarios

“La Universidad Central de Michigan confirma que dos individuos murieron en el sector Campbell Hall del campus esta mañana. Los fallecidos no son estudiantes y la policia cree que la situación empezó como un conflicto doméstico. No hay otros heridos y todavía no se capturó al sospechoso”, informó desde su cuenta oficial el establecimiento educativo. Nuevamente, la violencia con armas de fuego se repite a solo dos semanas del asesinato masivo en la ciudad de Parkland, Florida, y que provocó una movilización de las víctimas en contra de la venta legal de armas.

La policía de Michigan decidió cerrar el perímetro y le pidió a todos los alumnos, que se encontraban dentro del campus, que se encierren y no salgan. El tirador continúa dentro y los estudiantes comenzaron a publicar en sus redes sociales las imágenes y videos de su cautiverio.

Una de ellas, Sidney, escribió: “Mi puerta no debería lucir así en este momento”, junto a una imagen de un mueble tapando la entrada. Mientras tanto, Liv, publicó un video en donde se escucha como la policía alerta a la gente mediante altoparlantes.

 Todo sucedió en uno de los edificios dedicados a las habitaciones de los estudiantes. Los medios locales comenzaron a informar que presuntamente sería un estudiante que asesinó a sus padres, pero la policía no lo confirmó hasta el momento.

Sin embargo continúan difundiendo una imagen del sospechoso con la descripción gráfica de su contextura. “James Eric Davis Jr. es un hombre afroamericano de aproximadamente 19 años, 1,52 metros de altura y 61 kilos. Fue visto vistiendo unos jeans mostaza y un buzo azul. El sospechoso se considera que esta armado y es peligroso. No se acerquen a él. Llamen al 911 inmediatamente”.

En tanto se espera que la policía aprese al sospechoso, los alumnos continúan encerrados y los familiares temerosos de que se provoque un nuevo incidente. Así lo describió la madre de dos alumnas en su cuenta de Twitter:

“La gente me pregunta si mis dos hijas que cursan en CMU están bien. Gracias, estan a salvo. ¿Pero bien? No están bien. En este momento, mis hijas estan encerradas en el restaurante Big Boy, aterrorizadas. Esta mañana, tuvieron un pico de histeria temiendo si iban a ser asesinadas por un tiro”, relata el texto adjunto al tweet.

“Ellas se tienen que preocupar por tiroteos en el colegio, amigos muertos, si será aquí o cuándo pasará. No están bien. Hoy tengo que ser agradecida porque mis hijas no fueron disparadas ni asesinadas. No estoy bien. Ninguno padre, estudiante, niño o persona debería pasar por tanto miedo. Algo tiene que cambiar”, reza la publicación.