“Néstor y Cristina tenían una organización delictiva”: revela Bonadio un informe preliminar de la causa de los cuadernos

El Canciller - Comentarios

El Juez Claudio Bonadio reveló el viernes a la noche un primer informe preliminar construido en base a la causa de los cuadernos, en el que acorrala a la ex presidenta Cristina Fernández como la principal responsable de la corrupción.

Publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ), el escrito detalla que durante un lapso estimado de ocho años funcionó “una organización delictiva”, conformada por funcionarios públicos y “comandados por quienes fueran titulares del Poder Ejecutivo Nacional (Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández) y del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios (Julio Miguel De Vido)”.

“Entre los años 2008 y 2015, procuraron la percepción de sumas de dinero ilegítimas, por parte de diversos particulares, muchos de ellos, empresarios contratistas de la obra pública del Estado Nacional”, explica el documento en el que también se detallan el accionar de la Justicia durante las últimas semanas y los ítems que fueron secuestrados durante la investigación.

De los 70 allanamientos realizados, los efectivos recolectaron: 250 obras pictóricas en posesión de dos imputados valuadas en aproximadamente 37 millones de pesos y $4.500.000. Dinero en efectivo por más de $6.350.000 pesos, más de $1.245.000 dólares y más de $235.000 euros. También pesos chilenos, uruguayos y reales. Nueve armas de fuego, celulares y varios autos de diferentes marcas y modelos, la mayoría de alta gama.

Los números son impresionantes y surgieron a partir de las anotaciones, fotografías y filmaciones, efectuadas por Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta. Gracias a dichas pruebas, la Justicia determinó, según indica el informe que los siguientes funcionarios le cobraron a particulares (empresarios) el dinero ilegítimo:

  • Roberto Baratta (Subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal)

  • Nelson Javier Lazarte (Secretario privado del anterior)

  • Hernán Camilo Gomez (funcionario de la Subsecretaría de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal)

  • Fabián Ezequiel García Ramón (Director Nacional de Energías Renovables y Eficiencia Energética del Ministerio de Planificación Federal)

  • Rafael Enrique Llorens (Subsecretario Legal del Ministerio de Planificación Federal)

  • Walter Fagyas (presidente de la firma “Energía Argentina S.A. –”ENARSA”–)

Sin embargo, estos seis empleados habrían entregado el dinero obtenido a funcionarios de mayor rango como los segundos de De Vido (Olazagasti y Larraburu), el ex Jefe de gabinete Juan Manuel Abal Medina y el secretario privado de Néstor Kirchner, Héctor Daniel Muñoz.

Según el informe, la ruta del dinero llegaba a sus destinatario último de esta forma: “finalmente los derivaban a manos de los verdaderos beneficiarios de la maniobra ilícita: Néstor Carlos Kirchner, Cristina Elisabet Fernández y Julio Miguel De Vido“.

En cuanto a lo efectuado, Bonadio enumeró que detuvo a 26 personas, de las cuáles 17 declararon en condición de “arrepentidos” y 11 de ellos fueron puestos en libertad por la información brindada.

Al día de hoy, solo dos personas continúan prófugas: Oscar Thomas y Hernán del Río.