Negocios y aviones: quién es el empresario acusado de “narco” y señalado como financista de Espert

El Canciller - Comentarios

Aviones, empresas, viajes, vínculos políticos, drogas, lavado de dinero; todo un combo de elementos que se hila hasta decodificar el o los escenarios donde se movía Federico Andrés Machado. Este ciudadano argentino es oriundo de la Patagonia. Nació en Viedma el 2 de enero de 1968, pero hace años que se fue a vivir a Miami. El hombre, de 53 años, tiene dos domicilios fiscales: uno en su ciudad natal y otro en Capital Federal.

El 15 de abril lo detuvieron en el aeropuerto de Neuquén por una alerta roja de Interpol que pedía su captura. Las acusaciones de la Justicia de Estados Unidos son por narcotráfico, lavado de dinero y fraude electrónico. En la capital neuquina estaba de pasada, ya que el destino final era Buenos Aires.

Machado está acusado de financiar campañas políticas con dinero ilegal, no sólo en Argentina, sino también en otros países. Surgieron varios nombres de políticos vinculados al empresario rionegrino, como el ex mandatario guatemalteco Jimmy Morales y José Luis Espert, ex candidato a presidente en Argentina.

“Fred”, como lo apodan, posee dos empresas dedicadas a la aviación en el estado de Florida: South Aviation Inc. y Pampa Aircraft Financing, según publicó La Voz del Interior. El “bussinesman” se expandió hacia Guatemala con el rubro inmobiliario, según detalló la revista Noticias. También cuenta con siete emprendimientos en alianza con su hermano Gastón Edgardo en negocios de la construcción, en la industria alimenticia y del transporte, según la investigación de El Periódico de Guatemala.

Problemas con la Justicia

El nombre de Machado salió a la luz por primera vez el 27 de enero. Ese día fue citado al Congreso de la República de Guatemala como presunto responsable de la explotación de una mina ilegal en Camotán, Chiquimula, donde estarían extrayendo oro y plata, según explicó El Periódico.

Machado fue acusado el 24 de febrero por el Gobierno de Estados Unidos, junto con otras siete personas, de integrar una organización criminal entre 2012 y 2020. La Justicia cree que conspiró con narcotraficantes de Colombia, Venezuela, Ecuador, Belice, Honduras, Guatemala y México para importar cocaína a Estados Unidos. Se cree que esta alianza ilegal usaba la flota de aviones de su propiedad.

El 1 de abril, el Distrito Este del Estado de Texas libró una orden de detención por los delitos de “asociación ilícita para la fabricación y distribución de cocaína, lavado de dinero y fraude virtual”. A partir de ahí la Interpol ordenó su captura internacional.

A “Fred” también se lo acusa por estafas que le permitieron el lavado por 550 millones de dólares originados en el tráfico de cocaína, según informó Clarín. Machado también está investigado por el hallazgo de 1.556 kilos de droga sobre un avión abandonado en México con destino a Belice, según pudo saber Infobae.

Pero no todo termina acá. El empresario rionegrino también está vinculado con el “narcoavión” de los hermanos Juliá: el 2 de enero de 2011, los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá aterrizaron en el aeropuerto de El Prat, Barcelona, con un avión que tenía 944,5 kilos de cocaína. “Fred” le había conseguido a Juliá el primer avión con el que comenzaron los vuelos a Europa entre 2009 y 2010, explicó Clarín.

La presunta relación Espert-Machado

El 6 de agosto de 2019, Espert tenía una entrevista televisiva programada y, antes de su llegada al canal, su camioneta fue apedreada. La patente de ese vehículo correspondía a Claudio Cicarelli, quien es primo de Machado.

El empresario rionegrino le habría prestado su rodado al candidato liberal y facilitado sus aviones durante la campaña electoral en 2019, concluyó un artículo de la revista Noticias.
Espert estuvo en Viedma en abril de ese año porque fue a presentar su libro “La sociedad cómplice” y, cuando empezó su exposición, le agradeció al empresario que hoy está preso: “Gracias a ‘Fred’ Machado por el excelente vuelo que hemos tenido”.

El día de esa presentación asistieron políticos y simpatizantes de Espert, además de jugadores de básquet del club Deportivo Viedma. Se cree que Machado colaboraba económicamente con ese equipo, incluso trayendo basquetbolistas estadounidenses.