Muere Lito Cruz a los 76 en medio de acusaciones por violencia de género

El prestigioso actor fue hallado muerto por su hija en la mañana del martes. "Se fue tranquilo", dijo ella. El mes pasado había sido denunciado por su ex pareja, Patricia Perrota.
El Canciller - Comentarios

El prestigioso actor argentino murió esta mañana a los 76 años. Quien se encargó de dar la noticia fue su hija Micaela Cruz que, tras no tener respuestas de su padre, decidió ir a visitarlo a su casa y lo encontró muerto en la cama. El mes pasado, Cruz había sido denunciado por su ex pareja Patricia Perrota por violencia de género.

La hija del actor explicó que “tras llamarlo varias veces durante el día de hoy” y no obtener respuesta, decidió ir a su casa a ver qué pasaba y lo encontró “en su cama sin vida”“Cuando llegué a su domicilio lo llamo ‘papá, papá’, y voy a su cuarto y estaba ahí dormido. Lo agarro y estaba frío, y llamé a la policía. Se habrá ido a dormir anoche y se debe haber, no sé, dormido, estaba acostadito, se fue tranquilo”, relató.

“Supongo que no sufrió, tal vez le dio un infarto, ya veremos con las pericias. (…) Vamos a esperar a a que llegue mi hermana, Alejandra, de Estados Unidos. Yo ahora hablé con la funeraria. Fue mi maestro, un gran padre, un gran profesor, y que nunca le hizo mal a nadie, te lo juro por mi vida”, expresó Micaela angustiada.

En los últimos meses, el actor había sido denunciado por su ex pareja Patricia Perrota por violencia de géneroEn el programa de Mariana Fabiani, la mujer contó que Lito era su amor imposible desde los 16 años y que, al salir con él y formar una familia, ella sentía que estaba cumpliendo un sueño, pero con el tiempo esa sensación cambió.

A lo largo de la relación, Perrota contó que había sido víctima de diferentes maltratos por parte del actor. “Al mes desapareció y me llamó por teléfono, estaba borracho. Me contó del problema con las adicciones que tenía, tomaba cada vez más y se ponía agresivo contra mí”, contó.

“Casi convivíamos en la casa de él, me dejaba encerrada con la llave de gas abierta. Era obsesivo celoso. Después de maltratarme me pedía perdón. Una vez intentó golpearme dos veces, pero lo frené porque hice judo de chica. Eso me salvó la existencia, porque las dos veces que vino a golpearme lo agarré del cuello”, continuó.

Lejos de hacerse cargo de las acusaciones, el actor había desmentido a Perrota.”No me importa lo que diga la gente de ese nivel. Yo iba a hacer una conferencia de prensa con lo que sucedió, pero son cosas que le pasan a la gente que trabaja. Quien no trabaja, se apropia de quien trabaja, quieren ser famosos a costa de nosotros”, afirmo.