Monzó y Larreta, juntos: elección porteña y ¿un nuevo Cambiemos post diciembre?

Desde el entorno de ambos dirigentes confirmaron que "se ven cada 15 días".


El Canciller - Comentarios

Sin flashes ni fotógrafos, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta se juntó a almorzar con el presidente de la cámara de Diputados, Emilio Monzó. La cita elegida fue en la parrilla El Mirasol de la Recova, en la zona de Retiro. El encuentro secreto dejó abierta la incertidumbre: ¿hay una nueva alianza en Cambiemos pos elecciones de octubre?

Lo que sí se sabe es que la reunión, a solas, duró un poco más de una hora. “El contacto siempre estuvo, ellos se juntan a comer cada 15, 20 días”, comentó, al pasar, un vocero de Monzó a ElCanciller. Uno de los temas primordiales que se trató, durante el almuerzo, fue la elección de la Ciudad de Buenos Aires, en la que Rodríguez Larreta aspira a quedarse con el Ejecutivo porteño sin la necesidad de ir a segunda vuelta.

“Lo vio muy confiado”, deslizaron desde el entorno de Monzó por una victoria en primera vuelta. Y agregó: “Rodríguez Larreta siempre atento a todos los detalles”.

Del entorno de Horacio Rodríguez Larreta, por su parte, fueron más escépticos: “Se charló de política, no mucho más”, respondieron sobre el encuentro íntimo.

¿Alianza pos diciembre? 

Pero además de las elecciones porteñas, el tema que quedó en el aire de la reconocida parrilla es cómo se configurará el Pro -o Cambiemos- luego del 10 de diciembre. El entorno de Monzó sigue insistiendo que “aún no tiene nada definido” una vez que se le termine el mandato en la cámara Baja de la Nación. La última aparición pública del ex intendente de Carlos Tejedor fue días atrás, en la presentación del libro de Carlos Melconian, Cantar la justa.

Rodríguez Larreta se configura como pilar del partido fundado por Mauricio Macri, más aún si logra una relección en la Ciudad de Buenos Aires. El diario La Nación, incluso, fue más allá: además del jefe de Gobierno porteño enumeró a Martín Lousteau, María Eugenia Vidal, Rogelio Frigelio y Hernán Lacunza como “las otras primeras líneas del nuevo poder” en el espacio que, hoy, es oficialista.