Minuto a minuto: cómo decidió Massa la suspensión (y expulsión) del diputado del escándalo

En una jornada inesperada, el presidente de la Cámara Baja tuvo que reaccionar con rapidez ante la inconducta pública de Juan Ameri. Las ocho horas que sellaron la salida del legislador por Salta del cuerpo legislativo.
El Canciller - Comentarios

Era una sesión que no esperaba grandes sobresaltos. Los cuatro proyectos en agenda que se iban a tratar estaban previamente consensuados por los distintos bloques y la sesión especial había comenzado pocos minutos después de las 15 como estaba previsto.

Sin embargo, a las 17.25, Massa detectó la situación “desagradable” que no tardaría en difundirse en todo el país: el diputado por Salta, Juan Emilio Ameri, protagonizaba una escena íntima con su pareja con la cámara prendida mientras se desarrollaba la sesión.

La reacción, que ya comenzaba a circular en vídeo por redes sociales y medios, fue inmediata. Menos de 50 minutos después de ver el hecho, el presidente de la Cámara Baja ingresó al recinto y pidió la separación automática y suspensión sin goce de haberes del legislador por Salta.

Massa comentó que la decisión fue consultada previamente con las autoridades del Bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner y Cecilia Moureau, y con el presidente Alberto Fernández, que “compartió la decisión”.

La suspensión, luego de unos minutos por la sorpresa de algunos legisladores, se votó por unanimidad. Como explicó después Massa, se aplicó el artículo 188 del reglamento de la Cámara y el 66 de la Constitución Nacional.

A las 20, la resolución era un hecho y, solo dos horas después, se conformó la comisión de cinco integrantes que debía resolver -en un plazo no mayor a 60 días- la expulsión de Ameri.

Pero a las 23.40, el presidente de la Cámara envió un mensaje claro al diputado por Salta: “O me mandas la renuncia o te expulso esta noche”.

Menos de una hora después, a las 00.30, ya estaba presentada la carta de dimisión de Ameri, aprobada por 224 votos, y a las 2 de la mañana era una realidad: el legislador, con denuncias previas por acoso y violencia, fue expulsado de la Cámara por el escándalo protagonizado tan solo ocho horas antes.