Milagro en Rusia: sobrevive la Selección Argentina, vence a Nigeria sobre el final con un gol de Rojo y jugará en octavos de final ante Francia

El Canciller - Comentarios

En un partido para el infarto en el estadio Krestovsky, en San Petersburgo, la Selección Argentina alcanzó el milagro sobre el final, venció 2-1 a Nigeria y clasificó a octavos de final del Mundial de Rusia 2018.

Aprovechando el triunfo de Croacia (2-1) ante Islandia, el seleccionado albiceleste consiguió el segundo puesto del Grupo D y se enfrentará ante Francia en la próxima fase, el sábado, a las 11 horas, en Kazan.

Los goles de Lionel Messi y Marcos Rojo le alcanzaron a los dirigidos por Jorge Sampaoli para superar a un duro rival que exhibió un juego veloz y pragmático, que logró la igualdad temporal gracias al gol, de penal, de Víctor Moses.

Luego de un fin de semana convulsionado por las internas desatadas entre los jugadores, el cuerpo técnico y la dirigencia, con operaciones para conseguir el sillón de la AFA y periodistas enfrentados entre sí, la Selección Argentina pudo desahogarse sobre el final gracias al gol de Rojo y una clasificación sufrida.

Ahora, luego de celebrar merecidamente el agónico pasaje a la próxima fase, los jugadores deberán enfocarse en preparar el encuentro de Octavos de Final ante la poderosa Selección de Francia, que ganó el Grupo C sin la holgura que se esperaba, venciendo a Australia (2-1) y Perú (1-0), y empatando ante Dinamarca (0-0).

El seleccionado galo viene de un largo proceso de renovación exitoso que los llevó a la final de la Eurocopa 2016. A Rusia llegan con un combinado que mezcla la frescura y velocidad de la juventud, y la inteligencia y claridad de la experiencia.

El desparpajo de Kylian Mbappé, la frialdad frente al arco de Antoine Griezmann, la visión de juego de Blaise Matuidi, la precisión de Paul Pogba, la fiereza de Raphael Varane y el liderazgo de Hugo Lloris son solo algunas de las cualidades de una selección que parte como favorita.