Mil expositores, advertencia del Papa y la grieta: arranca el debate por el aborto

El Canciller - Comentarios

El presidente Mauricio Macri sorprendía a toda la sociedad con su mensaje sobre el aborto. Fue el primero que lanzó la piedra para darle libertad de acción a todos sus diputados y senadores para que realicen un debate profundo sobre la despenalización del aborto.

Sin embargo, detrás de la decisión política de Cambiemos existía una estrategia: marcar la agenda con un tema sensible para los argentinos y tapar al menos por un tiempo los problemas que sacudían al Gobierno en los primeros meses del año como la inflación, los tarifazos y los escándalos de sus funcionarios.

Sin embargo, la idea del jefe de Gabinete, Marcos Peña y el asesor ecuatoriano Durán Barba no fue pasajera y, meses después, comenzará esta mañana el primero de los extensos debates que se llevarán a cabo en el parlamento argentino. Allí, expondrán 16 personas a favor y luego lo harán 16 en contra.

La grieta, entonces, estará bien definida puertas adentro, mientras se espera un “pañuelazo” en las afueras del Congreso con mensajes a favor de la despenalización del aborto. También se espera una movilización en contra, aunque se desconoce dónde se encontrarán los manifestantes.

Habrá marchas a favor y en contra en las afueras del Congreso

Se trata del comienzo de las audiencias que durarán hasta mayo con exposiciones de actores, periodistas, especialistas, referentes de la Iglesia y otras personalidades que tendrán siete minutos para exponer ante los legisladores, los únicos con posibilidades de preguntar.

Después de las audiencias, el Congreso deberá definir su agenda para el resto del año y fijar fecha para que la discusión se traslade a comisión y luego, en caso de obtener dictamen, baje al recinto. Actualmente, los números no alcanzarían para aprobar el proyecto en una eventual votación. En caso de aprobarse, Macri ya advirtió que no vetaría la ley. Aunque para eso todavía falta mucho.

De esta forma, el Gobierno logró instalar un tema que genuinamente se instaló en la sociedad. Evidentemente, se trataba de un tema pendiente y sensible que debía llegar al Congreso en algún momento. Comienza entonces el debate con 32 de los 600 expositores que estarán en el parlamento.

El mensaje del Papa

Francisco, a horas del debate sobre el aborto, insistió con la posición del Vaticano y escribió en el documento que nuestra defensa de los inocentes no nacidos debe ser clara, firme y apasionada porque está en juego la dignidad de la humanidad, que es siempre sagrada”. El Papa agregó que “igualmente sagradas son las vidas de los pobres, aquellos que ya han nacido, los desamparados, los abandonados y los desfavorecidos, los débiles y los ancianos expuestos a refugiarse en la eutanasia, las víctimas de tráfico de personas, nuevas formas de esclavitud, y todo tipo de rechazo”.