Mientras el Gobierno busca apoyo en Europa por la deuda, Argentina ¿otra vez con “viento de cola”?: la soja cerca del récord histórico

El precio de la oleaginosa superó los u$s 600 por primera vez en nueve años.
El Canciller - Comentarios

Las reuniones entre el presidente Alberto Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, se multiplican en Europa en el afán de recoger apoyos para posponer erogaciones por la deuda. El 30 de mayo es el vencimiento de un abultado pago y se intentará postergar.

La etiqueta lingüística de “viento de cola” quedó asociada a las dos presidencias de Cristina Fernández; a un “boom” de bonanza internacional registrado entre 2008 y 2012, coronado ese año por el récord histórico del precio de la tonelada de soja: u$s 650.

Si bien por estas horas Alberto Fernández y su vicepresidenta parecen tener “cortocircuitos” por la actualización tarifaria, que derivó en la interna de Guzmán y su subsecretario Federico Basualdo, la historia se empecina en acercarlos: el precio del “commodity” superó los u$s 600 en la posición de mayo en el mercado de Chicago.

Este martes aumentó US$ 10 y alcanzó los 605 dólares, más de un 90% de lo que cotizaba hace 12 meses. Superó así los u$s 600 por primera vez en nueve años.

Según analistas consultados por la agencia Noticias Argentinas, una de las causas principales de la mejora notable en el precio internacional de la oleaginosa son los bajos stocks del cultivo en Estados Unidos, con 42 millones de toneladas a marzo, de acuerdo con cifras oficiales de ese país.

¿Celebración en la gira presidencial?

La escalada del precio de la soja debe haber sido celebrada puertas adentro en la comitiva presidencial que recorre Europa, porque se trata de una excelente noticia para el Banco Central de la República Argentina (BCRA), que necesita engrosar sus reservas. También para el jefe del Palacio de Hacienda, quien depende de los ingresos por exportaciones mientras procura postergar los pagos de deuda.

“Parece que Cristina Fernández tiene suerte porque, cuando está ella (en un gobierno) la soja alcanza los precios más altos. Es un buen momento para las ‘commodities’ agrícolas y eso le permite al Banco Central comprar dólares todos los días”, sostuvo el economista Orlando Ferreres en diálogo con Radio Continental.

Ese profesional, quien en 1989 ocupó la Secretaría de Coordinación y Programación en el Ministerio de Economía de la Nación, destacó así el aire que le da a la administración central el ingreso de divisas por las exportaciones ya que, entre otras variables, le permite controlar el precio del dólar.

El sector agroexportador realizó en abril último liquidaciones por u$s 3031,4 millones de dólares, el doble que el mismo mes del año pasado y la mayor marca para abril desde hace al menos 7 años. Así, las liquidaciones del sector fueron récord en lo que va de 2021. Por lo que parece que “el viento de cola” volvió a soplar.