Mi viejo Marvel ya no es lo que era

En la EVO 2018 por primera vez no tendremos un juego con los personajes de esta editorial.
El Canciller - Comentarios

A Marvel le irá increíble en el mundo del cine gracias al empuje de Disney y al universo cinemático encabezado por Kevin Feige, pero en el terreno de los videojuegos la realidad es un poco distinta; sobre todo en el rubro de los juegos de pelea. Mientras que DC y Warner disfrutan del éxito de Injustice 2, de su gran modo historia y de geniales de personajes de DLC como la Tortugas Ninja, de la vereda de enfrente no la están pasando muy bien.

Marvel VS Capcom Infinite salió en Septiembre de 2017 y no contó con una buena recepción ni de la crítica ni del público en general. Fue la esperadísima continuación de una de las sagas de juegos de pelea más populares de todos los tiempos y que definió una época. Ese estilo de combate con 2 o 3 personajes intercambiables enamoró a millones y, en lo personal, me hizo cumplir la fantasía de ganar rounds usando a Megaman, Venom y Capitán Comando.

En el caso de Infinite, si bien la jugabilidad era bastante competente y accesible, la campaña que traía el juego era un bochorno, con una sucesión de escenas que dan un poco de vergüenza ajena y que combinaba en situaciones de lo más ridículas a personajes como Iron Man, Ryu, Hulk y Chris Redfield de la saga Resident Evil, entre muchas otras combinaciones aún peores. Capcom tenía un terreno muy fértil para contar una historia original y disparatada aunque sea, pero no pudieron haber hecho un peor trabajo.

Más allá de eso, uno de los peores pecados de este título fue haberle dado más importancia al llamado MCU (o sea, el Universo Cinemático Marvel) que a la tradición de esta saga de este juego de peleas. Por empezar se introdujo a las gemas del infinito como un componente clave de la jugabilidad pero que nunca se sintió que brindara una experiencia balanceada.

Por otro lado, en Marvel VS Capcom 1 y 2 personajes como Wolverine, Tormenta, Gambito, Doctor Doom, los Sentinelas y varios otros que tienen que ver con X Men o Cuatro Fantásticos, se convirtieron en marca registrada de la franquicia y eran amados por los fans. Sin embargo en 2017 esa tradición, esa rica historia fue borrada. Se priorizó a todo lo que en el cine la está rompiendo película a película: Rocket Racoon, Gamora, Hawkeye, Doctor Strange, Ultron, entre otros que no son personajes mediocres ni nada parecido, pero que no tienen el mismo peso en el corazón de la gente que hasta la fecha seguía compitiendo torneo a torneo.

Con una comunidad reclamando personajes clásicos, con bajos puntajes en la crítica especializada y con una presentación general que palidecía en contraste con otros títulos del género como Tekken 7, Marvel Vs Capcom Infinite terminó vendiendo poco más de un millón de unidades, algo que para un título con personajes de ese calibre es un rotundo fracaso.

La frutilla del postre, o el último clavo en el ataúd, viene en forma de quedarse afuera de lo que es el torneo de juegos de pelea más importante del mundo: la EVO. The Evolution Championship Series, como en realidad se conoce a este evento, se desarrolla con ese nombre desde 2002 pero en realidad su historia se remonta a 1996 con torneos de Street Fighter principalmente. La EVO nos ha dado momentos inolvidables y es sinónimo de excelencia dentro de la comunidad de juegos de pelea, es como un mundial que se desarrolla todos los años y cada edición tiene una selección de juegos distinta. Si bien hay algunos que nunca se irán pase lo que pase (es decir que por más malo que sea el Street Fighter de turno, este va a estar) cada tanto hay sorpresas. Los juegos elegidos para este año son: Tekken 7, Super Smash Bros. Melee, Super Smash Bros. Wii U, Injustice 2, Dragon Ball FighterZ (que salió hace unas semanas y ya está desarrollando una gran escena competitiva), BlazBlue Cross Tag Battle (que tiene la particularidad de no haber salido todavía, lo cual huele más a movida de marketing que a verdadero mérito), Guilty Gear Xrd Rev 2 y Street Fighter 5 Arcade Edition.

El gran ausente en esa lista es Marvel Vs Capcom Infinite. Merecida ausencia, pero una que no deja de doler porque es la prueba más contundente de lo decepcionante que fue el resultado final. Otra conclusión que arroja esta lista es la falta de un juego de la saga King Of Fighters y de Mortal Kombat, por ejemplo. Pero también habla de lo tremendamente popular que está siendo el genial Dragon Ball FighterZ, un éxito en todo sentido.

La EVO 2018 se va a llevar adelante del 3 al 5 de Agosto de este año en el Mandalay Bay Resort y Casino de Las Vegas y por primera vez desde 2002 no contará con Marvel Vs Capcom. Que en paz descanse…