Massa en Olivos: gobernadores y tres leyes claves (con los votos de Larreta y Morales)

Se tratan de una moratoria universal para empresas y PyMEs, la reestructuración de deuda bajo legislación local y la extensión del Presupuesto Nacional hasta 2021.
El Canciller - Comentarios

“A ellos les toca dar. A mí, pedirles”. El miércoles por la noche, en la Quinta Olivos, Sergio Massa miró a cámara y pronunció esa frase. Del otro lado de la pantalla, los 24 gobernadores escuchaban detenidamente el encargo del presidente de la Cámara de Diputados, que requería el apoyo de tres medidas económicas centrales para el Gobierno en tiempos de coronavirus. Estas son: un moratoria universal para empresas y PyMEs, la reestructuración de deuda bajo legislación local y la extensión del Presupuesto Nacional hasta 2021.

Para comprender la frase/pedido del líder del Frente Renovador es necesario rebobinar la escena, tan solo por un par de minutos. Es que los anteriores interlocutores de la videoconferencia habían sido el propio Alberto Fernández y los ministros Martín Guzmán, Santiago Cafiero y Eduardo De Pedro. Los cuatro también habían dado el presente en la residencia oficial de Olivos, convertida en una Casa Rosada 2.0 ante los protocolos por la pandemia.

La conferencia con los gobernadores, vía Zoom, la inició el jefe de Estado, que contó -según el testimonio de alguno de los presentes- en líneas generales cómo era el actual estado sanitario del país. Horas antes, se conocía que la cifra de positivos en las últimas 24 horas había sido récord: 3.604 contagios en un día.

IFE y ATN

Luego de esa introducción, Fernández dio paso al ministro del Interior y De Pedro dio la primera (buena) noticia para los jefes provinciales: habrá una nueva partida de créditos del Tesoro Nacional (ATN) bajo el programa de Emergencia Financiera Provincial. En la planilla contable de la cartera de Interior, ya se registran más de 30.000 millones de traspasos a las provincias. Ahora habrá que contabilizar varios ceros más a la cuenta nacional.

Cafiero –post cruce twittero– también endulzó los oídos de los gobernadores, al anunciar la extensión del Ingreso Familiar de Emergencia por tercer mes consecutivo. Según números de la propia Jefatura, la asistencia abarcará a nueve millones de argentinos, de todas las provincias, que están por fuera del registro laboral oficial. Guzmán, por caso, respaldó las medidas de los otros ministros con más números oficiales.

Te recomendamos leer

Massa y el apoyo de los gobernadores

Y ahí llegó el turno de Massa. El presidente de la cámara Baja pidió a los gobernadores que acompañen los tres proyectos diseñados por el Ejecutivo para una reactivación de la economía en la ¿pos?pandemia.

La respuesta fue inmediata: al menos cinco gobernadores (del que se destaca, por caso, Horacio Rodríguez Larreta) expresaron su rotundo apoyo a la batería de medidas que ideó el Frente de Todos.  “Es vital acompañar al Gobierno en estos tiempos”, contaron a El Canciller desde la Gobernación de Jujuy (Gerardo Morales), otro de los distritos opositores que dio luz verde a los anteproyectos.

Massa se fue con el compromiso de palabra, también, de los jefes provinciales de Misiones, Río Negro y Corrientes.

Las tres leyes

Los tres proyectos ya habían empezado a circular semanas atrás, entre los comentarios de algunos funcionarios del Ejecutivo. En especial, acerca del anteproyecto que extiende los plazos para el pago de impuestos.

El borrador (¿tendrá el título “Moratoria para todos”, de aquellos años kirchneristas?) ingresará en breves a Diputados con una premisa central: permitir moratorias tanto a empresas, PyMES, como también a monotributistas y autónomos. Sería un primer paso para la economía pos cuarentena, según exponen en Quinta de Olivos.

La moratoria es un instrumento muy importante para proteger la viabilidad de las empresas en estas circunstancias”, anticipó este jueves patrio Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete, quien decidió reaparecer en el radar mediático hace ya unos días.

En teoría, se incluirían deudas vencidas hasta el 30 de junio último y estará vigente hasta el próximo 31 de octubre. Cabe destacar que el INDEC confirmó la caída del 26,4% de la actividad industrial desde abril y más del 40% de la construcción.

Por otro lado, tal como deslizan en Economía, la semana que viene Guzmán enviará al Congreso un proyecto de ley para reestructurar la deuda pública en moneda extranjera bajo ley argentina en condiciones equitativas al canje propuesto para la deuda de la misma divisa, pero bajo normativa internacional.

Al mismo tiempo, el ex profesor de Columbia -con luz verde de Presidencia y Vicepresidencia- agregará un nuevo texto a la Mesa de Entrada del Congreso. Será el proyecto de ampliación del presupuesto 2019 para este año, dado que el Gobierno actual está elaborando una “ley de leyes” propia pero recién se aplicaría en 2021.

Te recomendamos leer

Congreso

Pero, en paralelo a la presentación de esas tres medidas económicas, Massa trabaja para conseguir el apoyo necesario en el recinto de la cámara Baja. El presidente de Diputados reconoce que el sostén de los gobernadores opositores es, quizás, la mejor carta de presentación para los legisladores.

Un claro ejemplo de esa articulación entre gobernadores y Diputados fue la aprobación de la Ley de Emergencia Social y Reactivación Productiva, que consiguió la venia de casi todos los legisladores, ya sea del bloque oficialista o la oposición. El proyecto había sido uno de los primeros textos que había enviado el Frente de Todos, en el ahora ya lejano diciembre de 2019.

La votación de los nuevos proyectos sería, nuevamente, por la vía virtual. Es que si la presentación de los proyectos se rubrica por estos días -tal como sostienen en el despacho de Massa- y las comisiones no dilatan las propuestas, el recinto sería semi presencial, ya que Diputados ya acordó extender el protocolo de funcionamiento remoto del cuerpo legislativo hasta agosto.

El acuerdo -firmado un par de días atrás- fue unánime entre el presidente de la Cámara y los jefes de bloque, al decidir la extensión tras conocer las últimas cifras de contagios en la zona metropolitana.