Mariu: rockstar en Pinamar, regalos de reyes y show en Mar del Plata

El Canciller - Comentarios

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se convirtió en la “cara bonita” de Cambiemos durante el receso veraniego. La ausencia del presidente Mauricio Macri, y sumado una serie de apariciones antes de sus vacaciones, le dieron estelaridad en medio de una semana caliente por la ola de tarifazos.

Ayer, en una visita relámpago a Pinamar y en un punto álgido de la temporada, Vidal se mostró con el intendente de Cambiemos, Martín Yeza. Allí visitó la sede del Centro Integral de Seguridad (CIS) que inauguró el mes pasado con fondos bonaerenses. También se refirió a la temporada y a la gestión del jefe comunal: “Me pone muy contenta saber que ha habido casi el ciento por ciento de ocupación y espero que esto siga así el resto de la temporada porque más turismo es más trabajo”, aseguró. Coincidencia o no, Yeza cumplió años ayer y lo festejó vía redes. “Cumplís años y llega para recorrer obras la gobernadora @mariuvidal. ¡Así arrancamos amigos!”, tuiteó.

Ojotas y juguetes y show en Mar del Plata.

La nota del encuentro la dio una parada inesperada que tuvo la gobernadora: una juguetería. Allí, paró de improvisto junto a su comitiva y enfiló para comprar los regalos de reyes. Las fotos mientras recorría el comercio no tardaron en viralizarse. Por la noche, fue junto a sus hijas al Teatro Roxy de Mar del Plata a ver la obra  “Fátima Superstar”, de la actriz Fátima Florez. Sobre el final, la gobernadora se acercó a saludar a Florez y al elenco.

Viaje a Cumelén

Del 14 al 21 de enero Vidal se hospedará en el Country Cumelén, el mismo en donde reposa el Presidente junto a su esposa Juliana Awada, ubicado en los límites de Villa La Angostura (Neuquén). El predio es uno de los más selectos de la provincia, en donde parte del establishment nacional e internacional tienen residencias. Cumelén es un refugio histórico de Macri incluso desde antes de incursionar en la política.