Mariu, Lifschitz y Larreta, los afectados por el borrador de ajuste entre las provincias

El Canciller - Comentarios

El Gobierno ya tiene listo su borrador sobre la mesa de la oficina presidencial. Con algunos retoques, el oficialismo empezó a entregar algunas certezas sobre el boceto final del plan de ajuste de los 300 mil millones de pesos, tal como fue pactado con el Fondo Monetario Internacional.

¿Cuál fue el gran cambio sobre el plan de recortes? Como anticipó elCanciller hace algunos días, el reparto del ajuste será del 66% (Nación) y 33% (Provincias). Serán $99.030 millones los que deban asumir los gobernadores, luego de que en un primer momento el Gobierno había dispuesto que sería la mitad del total, es decir $150.000 millones.

Si se confirma ese esquema, al distrito gobernado por María Eugenia Vidal le seguirán Córdoba y Santa Fe, con un monto por encima de los $8.000 millones. Sin embargo, los mandatarios peronistas pusieron el grito en el cielo y no dieron el “ok” definitivo para avanzar en esta cuestión.

Durante la reunión con funcionarios de once provincias, Frigerio y Dujovne incluyeron los subsidios al transporte entre una amplia serie de alternativas para avanzar con el recorte. La eliminación del Fondo Federal Solidario fue otra de las cuestiones que podrían recortarse, según lo analizaron los ministros de Economía de la Nación.

Las provincias asumirán 100 mil millones de pesos mientras que Nación hará un ajuste de $200 mil millones

“No está definido por dónde va a pasar la tijera. Vinimos a escuchar y el consenso en principio es tratar de no romper con los acuerdos que ya están”, dijo Hugo Ballay, de Entre Ríos, al término de la reunión. “Hemos podido discutir, sin que hayamos cerrado un acuerdo. Los gobernadores lo evaluarán políticamente y luego vamos a traer nuestras propuestas”, agregó Roberto Gattoni, ministro de Economía de San Juan. En sintonía se mostraron la mayoría de los gobernadores, algunos con mejores sensaciones que otros.

Hay un punto que preocupa a dos figuras importantes de Cambiemos. Dispuestos a asumir el mayor esfuerzo, tanto Larreta como Vidal pidieron a Nación que primero se defina el monto del ajuste para cada provincia para luego decidir ellos qué áreas recortar en lugar de confirmar de antemano las transferencias de subsidios o servicios.

No hubo ni acuerdo ni se alcanzaron avances auspicios. Fue el principio de una larga serie de encuentros, entre tires y aflojes y cambios en la letra chica. Para los próximos días quedarán las reuniones con las provincias de relación más tirante con la Casa Rosada: Santa Cruz, San Luis, La Pampa, Formosa, La Rioja, Catamarca y Santa Fe.