Marcha atrás con las cuarentenas: cuáles son las “herramientas adecuadas” para combatir el coronavirus, según la OMS

Por el gran aumento de la pobreza a nivel mundial, el organismo espera que se dejen de aplicar los aislamientos y descartó como buena estrategia a la "inmunidad de rebaño".
El Canciller - Comentarios
@Edgar No es un virus, no es...
@Edgar Covid-19 no es contagioso, no...
@Edgar Al ritmo que llevamos, en dos...

Mientras que el COVID-19 continúa presente alrededor del mundo, rebrotes inclusive, la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó usar “herramientas adecuadas” para batallar contra la enfermedad. Además, aconsejó a los países que el método principal para evitar la expansión del virus no sean las cuarentas largas. 

El encargado del organismo para Europa, David Nabarro, instó a los gobierno del mundo a no aplicar aislamientos extensos, dado que conduce al gran aumento de la pobreza por las restricciones. Según su visión, implica que los pobres sean aún más pobres. Citó como ejemplo la caída del turismo a nivel global, pero puso especial énfasis en los países del Caribe o el Pacífico que basan gran parte de sus economías en ese sector.

El médico afirmó, en una entrevista para la revista The Spectator, que los confinamientos deben ser usados solo para “reorganizar, reagrupar y proteger a los trabajadores de la salud que están agotados”. A su vez, hizo hincapié en otras medidas que necesitan los Estados: planes de rastreo y hospitalización para tratar a los pacientes contagiados.

“Los líderes mundiales deben desarrollar mejores sistemas que la cuarentena. Deben trabajar juntos y aprender unos de otros”, sostuvo. A su vez, Nabarro indicó que en el próximo año podría aumentar al doble la desnutrición infantil y la pobreza mundial.

El aislamiento lo  vinculó con la posibilidad de ganar tiempo, pero además de esa medida se puede capacitar a los profesionales de la salud, colocar suministros, aumentar la capacidad de testeos, bajar el tiempo de las pruebas y mejorar la atención de los pacientes. La OMS tiene la esperanza de que los países usen la cuarentena de manera específica donde y cuando sea necesario, según la situación local.

Te recomendamos leer

Salidas para jóvenes y población de riesgo en casa

“Yo tenía razón”, afirmó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump luego de que la OMS no recomendó la cuarentena como principal medida contra el COVID-19. El líder anticuarentena así se tomó revancha contra el organismo. 

Aparte del mandatario, más de 2.000 médicos y epidemiólogos de todo el mundo emitieron una declaración en la que pidieron a los gobiernos evitar los encierros como respuesta ante el coronavirus. En la Declaración de Great Barrington, los especialistas proponen permitir a los jóvenes y a la gente sana regresar a su vida normal.

Además, recomendaron aplicar una política de “protección focalizada” sobre la población vulnerable. Dan alternativas para el caso de los geriátricos, los cuales “deberían emplear personal con inmunidad adquirida y realizar test PCR al personal y los visitantes con frecuencia“. Mientras que los jubilados que viven en sus casas “deberían contar con provisiones y otros elementos esenciales enviados a sus hogares”.

En Argentina continúa la cuarentena. FOTO NA:DAMIAN DOPACIO

“Las actuales políticas de confinamiento están produciendo efectos devastadores en la salud pública a corto y largo plazo“, reza el documento. Y aclara que “mantener estas medidas en pie hasta que haya una vacuna disponible causará un daño irreparable en los menos privilegiados, quienes terminarán siendo afectados de manera desproporcionada”.

También propusieron la propagación del virus en grupos de poco riesgo de muerte para acelerar el fenómeno infeccioso conocido como “inmunidad de rebaño”. Esto implica que una parte de la población desarrolle anticuerpos para evitar la propagación de la enfermedad.

Asimismo, aconsejan que deberían reanudarse las escuelas y universidades; las actividades extracurriculares, como los deportes; las oficinas; los restaurantes; las artes, la música y otras actividades culturales.

Te recomendamos leer

Inmunidad de rebaño: ¿sí o no?

Sin embargo, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que dejar al coronavirus circular libremente para que la población adquiera la inmunidad colectiva no es una opción válida. “La estrategia es científica y éticamente problemática”, afirmó. 

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Foto NA: OMS

Descartó que la “inmunidad de rebaño” sirva como una respuesta adecuada para combatir la pandemia. “La inmunidad de rebaño se alcanza protegiendo a las personas del virus, no exponiéndolas“, dijo Ghebreyesus. Y agregó: “Dejar que el coronavirus circule sin más significa permitir que haya más infecciones, sufrimiento y muertes innecesarias”.

La OMS añadió que los estudios de seroprevalencia (los que detectan anticuerpos) sugieren que un 10% de la población fue expuesta al COVID-19 en la mayoría de países.