Marcelo Seal: “Si no le das los medios, el policía no puede laburar”

Es bombero voluntario y comisario. Con Cristian Ritondo como referente, hoy encabeza la lista de candidatos a concejales de Juntos por Chacabuco.
El Canciller - Comentarios

Marcelo Seal fue bombero voluntario y comisario de la policía, además de miembro del gabinete de Cristian Ritondo en la Provincia. Hoy encabeza la lista de candidatos a concejales por Juntos en Chacabuco, acompañado por el ex futbolista Sergio Dopazo.

La conversación empieza con Seal haciendo un descargo: “Acá, con algunos resquemores internos de la campaña que tenemos, nos roban los carteles. Te da bronca porque son gente a la que uno conoce de chiquito”. Marcelo es la primera vez que se postula para un cargo electivo, aunque tiene una vida al servicio de su comunidad. Fue bombero voluntario, institución de la que su propio padre fue pionero. Además, ejerció como comisario de la policía durante toda su carrera. Justo cuando se acababa de retirar, Ritondo le propuso lanzarse a la política para “crear algo nuevo”. Finalmente aceptó. Hoy va como candidato a concejal por Juntos, con una lista hecha de vecinos como él, con historias de éxito propio chacabuquense, como es la del exfutbolista Sergio Dopazo. 

– Después de tantos años, ¿qué te llevó a meterte en la política de  tu pueblo?

En su momento, cuando trabajaba con Cristian Ritondo en el Ministerio [de Seguridad de la provincia de Buenos Aires], yo siempre le comentaba que hacían falta muchas cosas en mi ciudad. Una vez finalizada la gestión de ambos en la Provincia, viene Cristian y me dice: “¿No te querés involucrar en política? Para apoyarnos, para empezar a trabajar en un proyecto para 2023, vos que siempre pensás en Chacabuco”. Y decidí involucrarme y salir de la comodidad porque es fácil criticar desde afuera, pero a veces hay que involucrarse. Entonces me llevó eso y el amor que tengo por el pueblo, por ver que hay cosas que se pueden hacer, sin grandes inversiones, cosas que no se hacen simplemente porque no se quiere.

– ¿ Y cuáles son esas cosas que vos ves que en Chacabuco hacían falta, o hacen falta todavía hoy? ¿Qué te pide la gente?

La gente pide seguridad, limpieza, viviendas (hace muchos años que no se construye), el arreglo de las calles, y fundamentalmente trabajo. Hace treinta años, Chacabuco era una ciudad pujante, tenía concesionarias oficiales, empresas, la fábrica de Coca – Cola. Todas esas empresas se fueron yendo con el tiempo. Hoy en Chacabuco hay escasez de viviendas, para la gente es muy difícil. Acá, un buen sueldo son 40 mil pesos. Calculá que un terreno vale tres millones de pesos ¿Cómo hacés para llegar a eso? Y no se hacen barrios hace por lo menos diez años. Cuando vos caminás, la gente te pide eso y ordenamiento, limpieza, recolección de residuos. Y ni hablar de la seguridad, el tránsito, tenemos un promedio de dos o tres accidentes por día. 

– Ahora, ¿qué responsabilidad tiene el oficialismo en todo eso? O los diferentes oficialismos que fueron pasando en los últimos años.

El oficialismo acá en el municipio no es el mismo que en la Provincia o en la Nación. Durante la gestión de María Eugenia Vidal se fueron haciendo cosas, quizá no todas las que se tendrían que haber hecho, pero se fueron haciendo. Por ejemplo, antes de irse, María Eugenia mandó una suma importante para que empiecen viviendas que todavía no se terminaron. Eso es responsabilidad del municipio. A la ciudad le falta planificación, políticas de Estado que contemplen el corto, mediano y largo plazo. 

– Hablando de la Provincia: vos apoyás al Colo Santilli y fuiste parte de la gestión de Cambiemos acá ¿Qué tenía Buenos Aires que no tiene más? ¿Qué es lo que necesita recuperar en esta elección?

Fundamentalmente, la lucha contra las mafias que María Eugenia le encargó a Cristian Ritondo. Se luchó contra el narcotráfico, contra las barras bravas, fue récord en secuestro de drogas, se derrumbaron más de 190 búnkers, se combatió la corrupción interna en la policía, se logró darle un chaleco antibalas a cada policía en el cargo. Y hoy no se está viendo esa magnitud de gestión a nivel provincial. En ese momento se trabajaba de forma conjunta con la Gendarmería, con Prefectura, con la Polícia de la Ciudad, con la Federal. Al cambiar de gobierno se hace borrón y cuenta nueva. Igualmente hoy hay muy buenos jefes de policía, lo que pasa es que se encuentran con las limitaciones de que, por ejemplo, el equipamiento no les llegue. Otra cosa en la que hizo mucho hincapié Cristian es la capacitación: fue récord en personal policial entrenado. Y ahí es adonde tenemos que apuntar. Si vos no le das los medios, el policía no puede laburar. 

– Para cerrar, ¿cómo ves el Chacabuco del futuro, y cómo te ves a vos en el Chacabuco del futuro?

Veo que la población tiene ganas de que esto crezca, que Chacabuco se planifique a futuro como una ciudad sustentable, donde tengamos trabajo, donde nuestros chicos no se vayan del pueblo. Hoy se van a estudiar y no vuelven más. Quiero cambiar eso, y la forma es darles un pueblo que ellos vean que está planificado. Hay que trabajar sobre eso. Vemos un futuro donde acá se vengan a radicar empresas. Yo, personalmente, en el concejo me veo dándole transparencia a la gestión, cuestionando al oficialismo pero acompañando todo lo que sea lógico y por el bien de Chacabuco. 

-¿Te gustaría ser intendente?

Sí. El que diga que no, miente ¿A quién no le gustaría? Nací en esta ciudad, crecí, me desarrollé acá. Tengo a mis hijos, llevo más de treinta años de casado, mis padres son de acá. Mi papá fue el primer jefe de bomberos de la provincia de Buenos Aires y el instructor y creador de los bomberos voluntarios de Chacabuco. Hoy hay calles y centros de entrenamiento con su nombre, como reconocimiento. No puedo tirar todo ese amor por la borda. Obvio que me gustaría ser intendente, hay que intentarlo y sería un trabajo muy difícil, pero en Chacabuco hay buena gente para hacerlo.