Marca la agenda: aprovecha Macri la caída de la pobreza y resalta la ineficacia de los planes sociales

El Canciller - Comentarios

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, destacó la baja del índice de la pobreza que reflejó el último estudio realizado por el Indec y aseguró que la única manera de terminar con la pobreza en Argentina es a través de la educación, en tanto que remarcó que los planes sociales sirven para atender urgencias, pero no son ninguna solución a largo plazo.

Macri remarcó que los planes sociales sirven para atender urgencias, pero no son ninguna solución a largo plazo.

Cuando Macri llegó al sillón de Rivadavia en 2015, el futuro de los planes sociales descansaba en un escenario de incertidumbre. Si bien terminar con el conjunto de asistencias es algo imposible para cualquier Gobierno dado el costo político que supone, muchos analistas imaginaban que el país entraba en un período de recortes. En esta línea, el Presidente insiste en la ineficacia de los planes pero no más allá de sus declaraciones.

“Está pasando: cada vez más argentinos están saliendo de la pobreza”, afirmó Macri a través de una carta publicada en el diario La Gaceta de Tucumán. “A la pobreza hay que abordarla de manera multidimensional. No se resuelve con planes sociales. Sin duda son necesarios en la urgencia, para acompañar y cuidar a los más vulnerables. Pero no son una solución a largo plazo si queremos que puedan tomar las riendas de su propia vida y animarse a imaginar un futuro diferente. Para eso, un pilar clave es la educación”, resaltó.

“Está pasando: cada vez más argentinos están saliendo de la pobreza”

Según los datos que apuntó el Indec, 1,9 millones de personas dejaron de ser pobres en 2017 y 600 mil superaron la barrera de la indigencia. Estos cambios se deben al repunte de las economías regionales en las provincias, ya que en la Ciudad y el conurbano los números se mantuvieron casi constantes.

“Todavía quedan tantos argentinos con necesidades, sueños y aspiraciones por concretar; pero sí es una noticia que nos anima, porque nos confirma que vamos por buen camino”

“Todavía quedan tantos argentinos con necesidades, sueños y aspiraciones por concretar”

Desde el discurso, el Presidente llama a dejar atrás el clientelismo, sin embargo, por ahora no mueve la aguja de las asistencias sociales, ya sea por el costo político que pueda generar, o por la posible ventaja a la hora de conseguir votantes.