Mar del Sur y ese lugar desconocido de la Costa

El Canciller - Comentarios

Mar del Sur, tu lugar. Un cartel viejito recibe con esa leyenda a los turistas que llegan a la playa argentina. Unos quince kilómetros pasando Miramar y a otros 55 de Mar del Plata.

Los mismos de siempre, con algunas caras nuevas, suelen encontrarse en el único balneario de Mar del Sur (hay quienes dicen que el nombre original es Mar del Sud; una eterna discusión entre los veraneantes).

¿El encanto del lugar? Su costa, la tranquilidad y esa cuestión inevitable que la distingue del resto: poder dejar a la bicicleta sin atar con la seguridad de que cuando vuelvas va a estar en el mismo lugar. En definitiva, ese “no sé qué” que hace que vuelvas. Una y otra vez.

No es un lugar que esté en crecimiento a nivel turístico, pero sí mantiene a sus fieles veraneantes que eligen llevar a sus hijos para estar en un espacio en paz. Sin ruidos. Solo el mar y los gritos de los niños con el atardecer de fondo.

En general, Mar del Sur suele ser noticia por el Hotel Viejo que alguna vez prometió con convertirse en el complejo más importante de la Costa de nuestro país, aunque luego de fenómenos naturales terminó convirtiéndose en un distintivo del lugar con está en constante riesgo de derrumbe.

Sin embargo, Mar del Sur es más que el símbolo del hotel: se puede visitar, por citar algunos lugares, Rocas Negras y El Remanso. Incluso, la caminata hacia esos destinos se convierte en uno de los pasatiempos elegidos para los que se encuentran en la playa.

El mismo restaurante de siempre, la misma rotisería, el mismo supermercado. Las mismas caras de siempre. Es Mar del Sur un lugar chico, pero con mucho para descubrir.