MapaInversiones, la nueva herramienta para monitorear las obras públicas

Busca transparentar el área de la infraestructura. Los ciudadanos podrán monitorear las construcciones a través de comentarios, imágenes, sugerencias o denuncias.
El Canciller - Comentarios

El Ministerio de Obras Públicas presentó este martes MapaInversiones, una plataforma digital para que la sociedad civil pueda controlar las obras que se realizan en sus municipios. A través de ella, cualquier persona podrá observar en qué estado se encuentran las construcciones, qué empresa las lleva adelante y cuánto cuestan, entre otras variables.

En aras de transparentar un área que fue estigmatizada hasta el cansancio por ser considerada un nicho para la proliferación de la corrupción en los últimos gobiernos, el titular de la cartera, Gabriel Katopodis, afirmó hoy que la participación ciudadana “es una instancia clave para hacer el contralor de la obra pública“. Dentro de esa herramienta tecnológica ya hay más de 602 proyectos de infraestructura cargados.

El sitio fue desarrollado por el Gobierno nacional en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para garantizar el acceso a la información pública. Las personas podrán monitorear la ejecución de las obras mediante comentarios, imágenes, sugerencias o denuncias.

“MapaInversiones se encuentra en proceso de construcción e irá incorporando la totalidad de obras públicas del país de forma gradual e incremental. Los datos y las funcionalidades de la plataforma irán evolucionando a través de la participación de la ciudadanía, y en función de las necesidades operativas que surjan“, se explica en la página web, que contiene secciones para visualizar la ubicación de las obras, las inversiones por sector y un apartado sobre los hospitales modulares edificados para combatir el Covid-19.

La iniciativa forma parte del Programa de Fortalecimiento Institucional, Integridad y Transparencia, a través del que hace dos meses se lanzó el Observatorio de la Obra Pública, un ente que reúne a empresas, sindicatos, ONGs y universidades públicas y privadas con el objetivo de diluir la cartelización.

La idea del oficialismo fue generar un espacio donde puedan confluir todas las opiniones. En este sentido, dijeron presente la Cámara Argentina de la Construcción y la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) y las ONG Poder Ciudadano y CIPPEC. Del ámbito universitario forman parte la UBA, la UTN, la UNSAM, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Observatorio de Contratación Pública de la Universidad Austral.