Juan Manzur vs Gómez Alcorta: de los enfrentamientos a una convivencia obligada

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad había denunciado penalmente al nuevo jefe de Gabinete cuando era gobernador de Tucumán.
El Canciller - Comentarios

Afuera Felipe Solá, Sabina Frederic, Luis Basterra, Nicolás Trotta, Roberto Salvarezza y Juan Pablo Biondi. Adentro Juan Luis Manzur, Aníbal Fernández, Julián Domínguez, Jaime Perzyck, Daniel Filmus y Juan Ross. En el entretiempo de un partido de cuatro años, salió parte del equipo titular que Alberto Fernández paró en la cancha en 2019 y entraron los nuevos con más oxígeno –y volumen político–. Otros, como Santiago Cafiero, fueron reubicados. Con el recambio general, algunos viejos enemigos quedaron frente a frente con la obligación de coexistir en un mismo Gabinete soslayando diferencias insalvables.

Es el caso de Manzur, flamante jefe de Gabinete, y la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad Elizabeth Gómez Alcorta, ya con dos años de gestión en su currículum. El ahora exgobernador de Tucumán se reivindicó desde siempre como un férreo opositor al aborto seguro legal y gratuito. Sin ir más lejos, la Legislatura tucumana fue el único cuerpo parlamentario del país que declaró a su provincia como “provida” de manera casi unánime. Tampoco adhirió a la ley nacional de Educación Sexual Integral.

Son numerosos los casos en donde el Ejecutivo del distrito norteño fue protagonista de polémicas en torno al derecho a decidir. Uno de los más recordados fue el de Belén, una joven de 27 que en 2014 fue acusada de haberse realizado un aborto en el baño de un hospital y condenada a ocho años de prisión con la carátula de “homicidio agravado por el vínculo”. El gobernador era José Alperovich –acusado, a su vez, de abusar de su sobrina–, aliado político del ministro de Salud de la Nación de ese entonces, Juan Manzur.

El choque previo

Pero el suceso que une directamente al nuevo jefe de Gabinete y a la responsable de la cartera de Género se produjo años más tarde. En 2019, el entonces gobernador le denegó el acceso a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) –que en aquella época ya era un derecho promulgado– a una niña de 11 años que había sido violada por el novio de su abuela. Lucía y su madre habían expresado su deseo de realizar el aborto, pero el Gobierno de Manzur forzó a la niña a tener al bebé, que finalmente nació por cesárea y murió a sus 10 días de vida.

Manzur fue denunciado penalmente por Gómez Alcorta y las referentes feministas del espacio que integraba –e integra actualmente– la actual funcionaria, el Frente Patria Grande. Con la llegada del tucumano al Gabinete, el movimiento feminista alzó la voz y este sábado la ministra y el presidente Fernández mantuvieron una reunión en la cual compartieron la preocupación por la escasa cantidad de mujeres en el equipo de ministros.

En tanto, Gómez Alcorta confirmó que redactará un decreto que firmará el mandatario para promover la paridad de género en las futuras designaciones dentro del Poder Ejecutivo Nacional. La unidad del Frente de Todos tambaleó la última semana. Por eso, la enemistad entre la ministra “verde” y el nuevo jefe de Gabinete “celeste” tendrá que enfriarse momentáneamente en una coexistencia obligada.