Malamud y Sztajnszrajber, los outsiders que incomodaron a los empresarios en IDEA

El Canciller - Comentarios

La segunda jornada del 54° Coloquio de IDEA incluyó a un grupo de expositores que nada tienen que ver con el sector empresario y que dejaron pensando a los ejecutivos que los escucharon en elsalón principal del hotel Sheraton de Mar del Plata.

El filósofo Darío Sztajnszrajber abrió la discusión en los panales este jueves y, con un estilo y look informales, llamó la atención de los presentes. Les propuso a los ejecutivos hacer un ejercicio y los invitó a “cambiar el paradigma”, para “hablar de hospitalidad, en vez de tolerancia”.

“Hay mucha gente que no llega a identificarse en una entidad para que uno entienda quiénes son. Hay una historia del afuera que está adentro. ¿No será que nuestros extranjeros están adentro? Los que no tienen nombre, ni color, por eso increíblemente el sentido común de nuestra cultura los ha nombrado con el peor de los epítetos, no tienen color, son negros. La justicia, si la hay, es para ellos”, dijo Sztajnszrajber.

El filósofo, que protagonizó el panel “El valor de pensar“, utilizó la metáfora del extranjero y preguntó a la audiencia: “¿Qué hago con el extranjero? ¿lo niego? ¿lo extermino? ¿me abro a él? ¿lo soporto?”.

“Soportar es una palabra que en latín se dice tolerar, parece un valor positivo, pero la tolerancia supone colocarse en un lugar de poder, el que tolera ejerce un poder y no tiene la posibilidad de contactarse con el otro en su otredad, sino que está dejando en claro que, en la medida que tolero al otro, soy yo el que pone las reglas”, remarcó Sztajnszrajber.

En tanto, en otro panel, el politólogo e investigador principal de la Universidad de Lisboa, Andrés Malamud, sorprendió con críticas al empresariado y la sociedad en general. Junto a los expositores Sergio Berensztein, Santiago Kovadloff y María Esperanza Casullo, Malamud consideró: “Si en la Argentina estamos coimeando menos, no es porque vimos la luz, es porque nos están metiendo presos”.

Malamud: “Si en la Argentina estamos coimeando menos, no es porque vimos la luz, es porque nos están metiendo presos”.

“El que ahorra en pesos no es un patriota, es un patético”, lanzó también el investigador, que consideró que los problemas que atraviesa el país “no son morales, sino políticos”. Mientras el público lo seguía atento, Malamud dio un risueño y concreto ejemplo de lo que para él significa el “cambio cultural” que le da nombre al 54° Coloquio.

“El cambio cultural es que Fernando Iglesias se tome un café con Juan Grabois, no que se cambien entre sí”, cerró el politólogo, al referirse al confrontativo diputado nacional del PRO y el referente de la CTEP, uno de los movimientos sociales más numerosos del país.