Macri, Tinelli, Juliana y Guillermina: cena íntima para acercar posiciones

El Canciller - Comentarios

A tan solo pocas semanas del regreso con Bailando por un Sueño, Marcelo Tinelli fue puesto en el centro de la escena política por una cena tan secreta como íntima que tuvo junto a Mauricio Macri y sus respectivas esposas, Guillermina Valdés y Juliana Awada.

Según relató el periodista Julio Blanck en Clarín, la reunión se produjo hace poco más de un mes y fue para acercar posiciones. En ella, el máximo mandatario del país le ofreció al conductor, de manera muy sutil, un acercamiento a Cambiemos.

Las inquietudes políticas de Tinelli y sus coqueteos con hombres del peronismo fueron monitoreadas desde la Casa Rosada y se actuó en consecuencia.

Esa sutileza empleada por el Presidente le permitió al oriundo de Bolívar, según el editorialista, esquivar la bala y evitar una respuesta poco grata para su anfitrión, que de todas maneras sospechaba su negativa.

Las inquietudes políticas de Tinelli y sus coqueteos con hombres del peronismo fueron monitoreadas desde la Casa Rosada y se actuó en consecuencia. Por más que hasta ahora las encuestan lo exhiban como un débil competidor, estas mismas también le otorgan un valor agregado que pocos (o más bien ninguno) políticos ostentan: credibilidad.

No es que sea un personaje impoluto, benévolo e inocente, sino que, al menos para la opinión pública, no entra en la famosa bolsa del “que se vayan todos”. Bolsa en la que, de a poco, le hacen lugar a algunos funcionarios cambiemitas

Resultado de imagen para tinelli macri telam

Por ello es que Tinelli ya tuvo acercamientos previos a Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto, Florencio Randazzo y hasta Victoria Donda. Les puede aportar algo que no abunda, pocos tienen y es muy difícil de conseguir, salvo para estos “outsiders”.

Atentos y rápidos de reflejos, Cambiemos puso en funcionamiento un operativo de seducción que comenzaron Marcos Peña y María Eugenia Vidal, y continuó Horacio Rodríguez Larreta, que posee una gran amistad, pero de bajo perfil, con el conductor televisivo.