Macri, Lavagna, gobernadores y el FMI: 18 repercusiones sobre el acuerdo de la deuda

El presidente destacó que "ahora se despejó el horizonte". Desde Francia, Mauricio Macri, indicó que "nunca es bueno un default". Festejos en el Gabinete y "diferencia de criterios" en Juntos por el Cambio.
El Canciller - Comentarios

Ya es oficial. En las primeras horas de la madrugada del martes, Martín Guzmán publicaba que el Gobierno argentino llegó a un “acuerdo de reestructuración” con los tres grandes grupos de bonistas privados. Así, la Argentina alcanzó a renegociar su deuda privada, que ascendía a más de 68.000 millones de dólares.

Las últimas conversaciones entre el ministro de Economía y los acreedores privados fueron la llave para destrabar el contrapunto de las últimas negociaciones, semanas atrás. Es que los tres tenedores de deudas más grandes (con BlackRock a la cabeza) aseguraban que contaban con el porcentaje para bloquear todo intento de reestructuración. En las últimas 48 horas hubo un nuevo acercamiento, con Argentina ofreciendo a 54,8 la lámina de cien dólares y un adelanto del pago en la reestructuración.

Con el acuerdo, el país rebajó un 45,2% su deuda, con un ahorro de 30 mil millones de dólares, según los números que manejan en la Casa Rosada.

Desde el Gobierno, claro está, se celebró la reestructuración de deuda. “Ahora tenemos despejado el horizonte”, sintetizó Alberto Fernández al portal Cenital. El Presidente agregó que “resolvimos una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de una pandemia”. “Finalmente cerramos un acuerdo que le permite a la Argentina ahorrarse 33 mil millones de dólares de la deuda asumida en los próximos diez años”, completó.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa se refirió hoy al acuerdo con los principales grupos de acreedores de la deuda pública anunciado por el Ministerio de Economía. “Argentina planteó la imposibilidad de pagar lo que el gobierno anterior había prometido y la necesidad de crecer para poder pagar. Esto representa 30.000 millones de dólares de ahorro para los argentinos. No es un dato menor, en un país que necesita de reservas y un tipo de cambio competitivo”, sostuvo Massa en Radio La Red.

Te recomendamos leer

Gabinete

Del Gabinete Nacional se sumaron casi todos. Santiago Cafiero remarcó que “para poder pagar tenemos que crecer. Y lo vamos a hacer empezando por los últimos para llegar a todas y todos”. Eduardo De Pedro, ministro del Interior, por su parte, destacó el trabajo de “Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Martín Guzmán” para alcanzar la reestructuración y aprovechó para cargar contra el expresidente Mauricio Macri. “(se repara) el enorme daño provocado por la deuda impagable que dejó Macri”.

Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, tuiteó “el que acuerdo para reestructurar la deuda es un paso muy importante para ordenar la economía e impulsar la agenda del desarrollo”.

Gobernadores

Los jefes provinciales también sentaron su posición optimista por el acuerdo. Cabe destacar que no caer en default a nivel nacional permite una mejor reestructuración de las cuentas provinciales. Rodolfo Suárez, gobernador radical de Mendoza, celebró la negociación que comandó Guzmán con los bonistas privados, mientras que para Sergio Uñac, gobernador de San Juan, “el acuerdo es sinónimo de esperanza“.

“El país avanza hacia la recuperación económica, gracias al acuerdo logrado con los acreedores externos. Felicitaciones a Martín Guzmán por este gran logro y destaco el compromiso de Alberto Fernández, por una Argentina de pie y soberana”, graficó el jefe provincial de Tierra del Fuego, Gustavo Melella.

Entre festejos y reclamos

Pero la noticia del acuerdo trascendió las fronteras del oficialismo. En Juntos por el Cambio también se hicieron eco de las negociaciones de Guzmán, aunque con diferente posiciones. Desde Francia, donde viajó junto a su familia, Macri le comentó a Infobae su perspectiva sobre el acuerdo con los bonistas. “¡Finalmente se cerró! Defaultear jamás puede estar bien”, expresó, aunque no quiso dar más detalles.

“Defaultear jamás puede estar bien”, dijo Macri desde Francia.

Mientras Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, resaltó la importancia de la renegociación para una “Argentina pospandemia”, Alfredo Cornejo -otro peso pesado de la UCR- aseguró que “el acuerdo podría ser mejor” y que el Gobierno “debe mostrar un plan económico”. En el Pro, el senador Esteban Bullirch indicó que “era importante poder avanzar en el acuerdo y dejar el tema cerrado para poder dedicarle el tiempo a las otras áreas de la economía”, dijo, en declaraciones con Futurock. Diego Santilli, vicejefe de Gobierno, también apoyó la decisión de Guzmán.

Párrafo aparte para los responsables económicos de la gestión de Cambiemos. Allí también hubo “diferencia de criterios”: varios festejaron el acuerdo, otros, en cambio, siguen marcando las formas de Guzmán.

El caso emblemático es el de Alfonso Pray-Gay, ex ministro de Economía, en los primeros años de Macri como presidente. “Se podría haber logrado un acuerdo mejor. Como Ecuador: más rápido, mayor alivio de intereses, mayores plazos y quita de capital”, expresó el economista. Cabe destacar que, semanas atrás, había apuntado también contra su sucesor del despacho de Hipólito Yrigoyen 250, cuando criticó que “se le fueron bonistas que ya tenía arreglado“.

Luis Caputo, Hernán Lacunza y Guido Sandleris, en cambio, destacaron la maniobra del ministro de Alberto Fernández. “Ojalá esta pesadilla de pandemia termine pronto y comience el proceso de recuperación económica que tanto necesita la gente”, festejó Caputo, ex ministro de Finanzas y presidente del Banco Central.

Te recomendamos leer

Lavagna

Otra de las palabras esperadas era la del ex candidato a presidente -y uno de los artífices de la reestructuración de la deuda en 2005- Roberto Lavagna. El líder de Consenso Federal apuntó que “haber alcanzado este acuerdo en uno de los componentes de la deuda es muy positivo para Argentina”.

“Después de varios años de marcado aumento de la deuda sin crecimiento de la economía y deterioro de las condiciones sociales de vida, esto contribuye a que se generen mejores condiciones para la recuperación, las que deben ser aprovechadas con políticas acertadas”, completó, en su cuenta personal de Twitter, el exfuncionario de Néstor Kirchner.

Por último, la directora del FMI, Kristalina Georgieva, felicitó al presidente y al ministro de Economía por haber alcanzado un principio de acuerdo. “Un paso muy significativo. Esperamos una conclusión exitosa en interés de todos”, señaló, dejando la puerta abierta para el próximo