Macri, Juntos por el Cambio y el gobierno de Alberto: las tres definiciones de Monzó

El ex presidente de Diputados cargó contra Durán Barba: "Tiene un discurso muy malo para el país".
El Canciller - Comentarios

Luego de su presentación en Florencio Varela, en lo que simbolizó el punto de partida de su campaña en el Conurbano, Emilio Monzó tuvo un domingo bastante activo: el próximo ex presidente de Diputados le dio entrevistas a tres medios de comunicación en donde hipotetizó sobre el futuro de la alianza Juntos por el Cambio.

El de Macri terminó siendo un gobierno de obsecuentes“, indicó el dirigente de Carlos Tejedor.  A la vez, Monzó aseguró que el Presidente “nunca debió presentarse” a las últimas elecciones nacionales.

“Tuvo la oportunidad de ser el hombre de la transición entre una generación política que se iba y una a la que él podía hacer ingresar”, sintetizó Monzó.

A continuación, los ejes de las entrevistas en La Nación, Clarín y Perfil.

Macri

  • “Macri no tendría que haber sido candidato a presidente. Ese es el primer punto. Y pienso exactamente lo mismo con respecto a los próximos cuatro años. Tuvo la oportunidad de ser el hombre de la transición entre una generación política que se iba y una a la que él podía hacer ingresar”.
  • “Lo que no quiero es que Macri se convierta en jefe del PRO. Hoy es el único que tiene la identidad superadora de las partes. Tiene que ubicarse en ese lugar. Hablando de magnanimidad, tiene que ser la persona magnánima en esta conducción: los radicales lo consideran como su ex presidente. Lo mismo sucede con los de la Coalición Cívica. Todos los que estamos acá lo queremos como conductor. Por eso creo que es un error convertirse en amarillos”
  • “La decepción (con Macri) tiene que ver con el origen. En 2015 mi ilusión era formar un gobierno más amplio, integrar a ese peronismo que colaboró en el Congreso para formar una tercera vía y superar la grieta. En eso sí me decepcionó. La estrategia de Duran barba es la grieta, es blanco o negro, es sostener a Cristina Kirchner como la persona que define la elección a favor o en contra. Sin lugar a dudas, Cristina es la figura más trascendente de los últimos 10 años”.
Te recomendamos leer

Juntos por el Cambio

  • “El principal error fue con el diseño de gobierno (…) el objetivo de Marcos Peña es cuidar a Mauricio y ese objetivo, ese error de origen, marca los errores siguientes. Hace que los gobiernos tengan un perfil más de cortesanos que de gente que legitima políticamente. Ese error te lleva aislarte de la sociedad y aislar al presidente o al jefe de la realidad“.
  • “El Presidente no se rodeó de gente que tuviera legitimación política propia, que trajera un prestigio anterior frente a la sociedad, que discutiera las órdenes. Los funcionarios de este gobierno casi en un cien por ciento ─salvo Frigerio y Bullrich- dependen del poder de turno, siempre tendieron a mirar más al jefe que a la gente. Esto lo llevó a aislarse y a creer que una semana antes de las PASO podíamos ganar la elección”.
  • “Voy a formar una fuerza de centro, que promueva el diálogo y termine de una vez por todas con la grieta”.

Alberto Fernández

  • El presidente va a ser Alberto Fernández y el poder lo tiene él“.
  • “Tengo una muy buena relación con él. Antes de todo este proceso, hablamos de la unidad nacional de cómo podemos ir construyendo puentes entre las partes y terminar con esta confrontación permanente. Eso es lo que nos une. Mi expectativa es que Alberto tiene la oportunidad. El respeto es mutuo”.
  • “El kirchnerismo fue un límite, pero no tenemos que estar viviendo la vida al límite, hay que darle oportunidades. El kirchnerismo se está diluyendo como tal; se está armando una fuerza política que está superando al kirchnerismo en su esencia. Esto es evolución, no quiero poner límites porque eso nos impide el diálogo. En Diputados nunca tuve un límite para dialogar; tengo un diálogo permanente con Máximo Kirchner, con Wado de Pedro y un respeto hacia ellos como dirigentes políticos”.