Macri, Cristina y el PJ: en la carrera presidencial, proyecta Pichetto un electorado dividido en tres

El Canciller - Comentarios

Subido parcialmente a la carrera presidencial, Miguel Ángel Pichetto juega todas sus cartas para diferenciarse de los dos polos políticos del país, Cambiemos y Unidad Ciudadana -o Mauricio Macri y Cristina Kirchner- y busca conquistar al electorado que no quiere “volver al pasado” ni seguir apoyando a un cambio que no lo convence en absoluto. Sin caudal electoral masivo siquiera en su bastión electoral, Río Negro, el camino del senador se torna cuesta arriba y sinuoso, y parte del electorado encuentra en su búsqueda de un camino centrado a un luchador indeciso.

Para las elecciones de 2019, el dirigente del bloque Argentina Federal en el Senado es más optimista que el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien sostuvo el sábado en una entrevista que el PJ “hoy no es candidato” a competir en la lucha presidencial. Proyectando los comicios, Pichetto advierte un escenario de tres tercios en el que compiten Macri, Cristina y el peronismo federal.

“Veo un escenario de balotaje. Veo un escenario de tres tercios. Veo al gobierno, al kirchnerismo con Cristina y al peronismo federal construyendo una alternativa. Cuando uno analiza, con toda la fragilidad de las encuestas de los encuestadores argentinos que generalmente no aciertan nada. Me parece que hoy no hay nada definido. El gobierno no está terminado ni derrotado. El gobierno tiene el poder, maneja una ingeniería mediática que permite construir opinión. La realidad económica también manda. Cuando falta la plata no hay comunicación que entre”, explicó en diálogo con El Fin de la Metáfora por Radio 10.

En la búsqueda por captar al centro del electorado, Pichetto redefine a su sector, que en los primeros años acompañó a las principales medidas del Gobierno, en oposición a la política económica de Cambiemos. “El tema económico es indudable que preocupa mucho: la caída de poder adquisitivo, la pérdida de empleo y muchísimas PyMes que están cerrando. Además, casi el 35% de los propietarios de departamento no pueden pagar las expensas. En este escenario, lo económico ha fracasado en el gobierno de Mauricio Macri“.


Sin riesgo de default. “Viví la experiencia del 2001. Tiene algunas similitudes y también diferencias. La crisis fue más terminal y vino de la mano de un default. No veo ese riesgo hoy y creo que el gobierno tiene una posibilidad y es cambiando la lógica.

A la espera de un debate con Durán Barba. “Estoy esperando que se recupere. Me gustaría mucho hacerlo. Sería hasta interesante contraponer la visión de Duran Barba, lo respeto. Es un tipo inteligente. No es lo mismo gobernar o gestionar que ganar elecciones. El gobierno todo lo analiza con un tono electoral. No es todo encuesta y focus group. Una cosa es ganar elecciones y otra es gobernar, muchas veces hay que tomar decisiones que van contracorriente.

Un plan económico que falló. “”Los datos son complicados. Indudablemente estamos observando una escalada del dólar que produce una devaluación. El gremio más poderoso, más importante que puede parar el país, sacó un pauta de 25 puntos, se estima una inflación de 32%. En el sector público con mucha suerte se podrá llegar a 20. Esto ya produjo una fuerte devaluación. Quintana decía que había cosas que no se podían decir y precisamente era la licuación de los salarios. Esto lógicamente impacta en los sectores medios, trabajadores populares y la realidad económica es muy complicada”.