Luto en la moda: muere Carlo Benetton, uno de los fundadores de la marca italiana

El Canciller - Comentarios

Carlo Benetton, el menor de la familia que fundó una de las marcas de moda más populares del mundo, murió ayer en Italia. Junto a sus hermanos Luciano, Gilberto y Giuliana, comenzó un pequeño negocio de venta de ropa en 1965 que los llevaría a la fama mundial.

Y todo sucedió gracias a la bicicleta del pequeño Carlo. En 1955, cuando Luciano, el primogénito de la familia, tenía 20 años y trabajaba de repartidor de diarios, se dio cuenta que la gente de Treviso quería vestirse con más colores. En plena Guerra Fría y al norte de Italia todo era muy gris. Entonces se juntó con su hermana Giuliana, que hacía sweaters, y decidió vender la bicicleta de su hermano pequeño para financiar una máquina tejedora de segunda mano. Así crearon una primera colección de pulóveres que las vendieron en las tiendas del pueblo.

El éxito comercial fue inmediato y Luciano incorporó a los dos menores de la familia en el negocio. En 1966 llegó la primera tienda propia en Belluno y solo un año después desembarcaron en París.

Con los años se diversificaron al crear tres líneas de ropa: United Colors of Benetton, la principal e informal, Sisley, de alta costura, y Playlife, para todos los días. Además, tiene perfumes y recientemente implementaron una línea de decoración.

Durante los ‘90, la marca se convirtió en un ícono de la lucha contra el racismo. Sus famosas campañas siempre mostraron la diversidad y la comunidad “colorida” que buscaban formar.

Carlo murió ayer en su casa de Treviso tras luchar contra una enfermedad durante los últimos seis meses.