Low cost, subsidios y obra pública: ataca Dietrich la crisis con medidas para fomentar el turismo local

El Canciller - Comentarios

Luego de las recurrentes contradicciones de la mesa chica de Cambiemos, Guillermo Dietrich tuvo que salir a aclarar que desde el Gobierno no tienen previsto aplicar o aumentar impuestos a los viajes al exterior.

Ante la inquietud por las diferencias entre Nicolás Dujovne y Marcos Peña, ni más ni menos que los hombres más cercanos a Mauricio Macri, se descartó la idea de golpear el mercado aéreo internacional, en medio de las medidas impuestas para potenciar el turismo interno.

Dietrich: “Lo hablé con Nicolás Dujovne y Marcos Peña: no va a haber un impuesto a los pasajes internacionales”.

Ante la urgencia de la Casa Rosada por reducir el déficit fiscal y la posibilidad que deslizó el jefe de Gabinete y luego contradijo el ministro de Hacienda y Finanzas, el ministro de Transporte de la Nación reconoció que generó “inquietud” en la gente, pero fue contundente al sentenciar que “no va a haber un impuesto a los pasajes internacionales. Lo hablé con ambos”.

En diálogo con Marcelo Bonelli y Edgardo Alfano, en el programa de TN A Dos Voces, reconoció que “tenemos un gran desafío que es reducir la meta fiscal y, aunque es cierto que se analizaron todas las posibilidades, estamos enfocados en bajar el gasto y eso se puede dar de un monton de formas”.

Low Cost

Luego de haber eliminado el piso tarifario para los vuelos de cabotaje, en una política implementada “para que mas gente pueda viajar en avión”, Dietrich aseguró que, además de “generar más trabajo en el sector aéreo”, tiene una clara finalidad y es la de “fomentar el turismo interno y, así, potenciar el desarrollo de la economía“.

Respecto al enojo de las empresas de ómnibus de media y larga distancia por esta decisión que equipara los valores de tarifas (incluso pone a los vuelos por debajo de los pasajes en micro), negó rotundamente que desde el Gobierno se estuviera focalizando el desarrollo del transporte aéreo en detrimento de sus competidores.

Sin embargo, ante la consulta sobre un potencial otorgamiento de subsidios para estas empresas, el titular de la cartera nacional de transporte explicó que, pese a la competitividad de las compañías aéreas, los medios más utilizados para viajar siguen siendo el auto y los micros.

Por ello, encadenado a una férrea política de ajuste impuesta por el programa del FMI, es que no habrá ningún tipo de subsidio. “Nadie tiene subsidio”, subrayó. Y redobló la apuesta al anunciar que “estamos liberando la banda de tarifas de los micros de media y larga distancia para que puedan ofrecer promociones más fuertes”.

Ante la insistencia de Bonelli y Alfano sobre una posible monopolización de las aéreas, Dietrich retrucó que “las empresas de micro también deben ofrecer un servicio low cost”, en tanto explicó que deben potenciar los trayectos de media distancia que sus competidores no pueden alcanzar y que “para eso se siguen construyendo y mejorando rutas en todo el país”.

Paritaria

Luego, la charla mutó a temas un tanto incómodos. La simpatía del ministro terminó y exhibió aquella nueva directriz señalada por Carlos Pagni que indicaba un alineamiento en el discurso oficial sobre aquellos con posibilidad de afrontar cuestiones económicas ante el periodismo y la opinión pública.

Y aunque Dietrich posee un diálogo fluido con los gremios que representa, aseguró que es él mismo quien comanda las negociaciones paritarias con la UTA y los ferroviarios para coordinar una actualización salarial.

Luego de haber firmado un aumento del 15% a principio de año y atendiendo las nuevas metas inflacionarias que algunas consultoras económicas posan en el doble, explicó que “las pautas salariales son mayormente entre privados”. Sin embargo, en las que el Gobierno tiene participación “pretendemos que se adapte a los aumentos de la inflación”.

Obra Pública

Finalmente, en una afirmación que sorprendió a los periodistas y contradiciendo al ajuste reclamado por Christine Lagarde -y aceptado por la Casa Rosada-, Guillermo Dietrich aseguró que la obra pública “no se toca”.

Inmediatamente explicó que esto sólo será posible gracias a la implementación del programa de Participación Público Privada (PPP) para entregar las concesiones de obras viales. “Para alcanzar la meta del 1,3% de gasto fiscal el año que viene, van a llegar las PPP, que son las que van a compensar las reducciones que tenemos que hacer”, señaló.