Los tres peronistas que ganaron pese a la derrota del Frente de Todos

Despejaron las internas de sus distritos, quedaron primeros en sus provincias y se convirtieron en los pocos embanderados del oficialismo.
El Canciller - Comentarios

Cada elección deja balances. En este caso, la lectura en todo el espectro político fue compartida: el Frente de Todos (FdT) no consiguió un buen resultado en general, ni tampoco en algunos de sus principales bastiones, como Buenos Aires, Santa Cruz o Chaco. Pero como siempre, en cada derrota hay matices. El mapa argentino se tiñó de distintas tonalidades y hacia dentro de cada provincia el tablero se configuró de acuerdo a sus particularidades, con sus propios ganadores y perdedores.

En el marco de unas PASO desfavorables para el oficialismo, tres peronistas del Interior lograron destacarse a pesar de la tendencia nacional, ya sea por despejar la incógnita que generaban sus internas provinciales o por conseguir incluso un mejor resultado que el obtenido por su fuerza política en 2019. Asimismo, plantaron la posibilidad de instalarse como las nuevas expresiones del peronismo que viene.

Marcelo Lewandowski

“El candidato de Perotti, Alberto y Cristina”, es una cualidad que puede arrogarse desde que el gobernador de Santa Fe y la vicepresidenta de la Nación acordaron una lista en conjunto entre los distintos sectores y él fue el señalado para encabezarla. Lewandowski se consolidó como el candidato más votado a nivel individual en su provincia –con 331.075 voluntades–, por sobre los de Juntos por el Cambio por separado e imponiéndose en la interna del FdT, donde consiguió el 67% de los sufragios con su lista Celeste y Blanca contra el 33% del ex ministro Agustín Rossi.

En el departamento de Rosario, territorio de dónde es oriundo, Lewandowski logró una de las mayores diferencias –de más de 39 puntos respecto del exministro de Defensa, quien fuera acompañado por el senador provincial Armando Traferri, por la vicegobernadora Alejandra Rodenas, el diputado nacional Germán Martínez, titular del PJ rosarino, el concejal Eduardo Toniolli y el diputado provincial Luis Rubeo. Ello habla a las claras del liderazgo que emerge en el sur provincial con este triunfo del dirigente rosarino.

El ascenso meteórico del periodista en los últimos dos años le permitió ganarle la banca a la entonces intendenta Mónica Fein en 2019, posicionarse como interlocutor privilegiado de Perotti y, en consecuencia, encabezar la lista de senadores nacionales 2021. Ahora, con una victoria bajo el brazo, será el candidato del oficialismo en noviembre.

Rossana Chahla

Si de internas se habla, la del gobernador Juan Manzur y su vice Osvaldo Jaldo no puede estar ausente. La ministra de Salud de la provincia de Tucumán fue la encargada de encabezar la lista Lealtad Peronista que se impuso sobre la de Todos por Tucumán, que llevaba a Jaldo en el primer lugar. Si bien el vicemandatario aseguraba que su candidatura no iba a ser testimonial, después de obtener el 40% en las primarias frente al 60% de la nómina manzurista, decidió declinar su participación en los comicios y de esa manera no integrar la lista resultante de las PASO. Además, el distrito norteño fue uno de los pocos en donde ganó el peronismo.

Chahla creció en las encuestas debido a su gestión al frente de la cartera sanitaria durante la pandemia y el desarrollo del proceso de vacunación. Cristina Fernández de Kirchner le insistió a Manzur que ella fuera la candidata para llegar al Senado, por lo cual también se trata de otra peronista que genera avales fuera de su provincia.

Gabriela Pedrali

El FdT perdió en muchas de las provincias en las que había ganado en las PASO de los comicios que llevaron a Alberto Fernández hacia la presidencia. En otras tantas, el peronismo volvió a ganar, pero por un margen mucho menor. El único caso del país donde el oficialismo mejoró su resultado entre esa elección y la última es La Rioja. Allí donde el peronismo sacó el 52,4% de los sufragios, hace dos años había obtenido un 2,26% menos.

Gabriela Pedrali, ministra de Desarrollo Social, Igualdad e Integración Social de la gestión del gobernador Ricardo Quintela, fue entonces una de las grandes figuras del peronismo que destacaron a nivel federal el domingo 12. Además, ganó su interna con el contundente 88,5% de los votos.

De esta manera, los tres ganadores –Lewandowski, Chahla y Pedrali– no solo despejaron la disputa de sus espacios en las primarias de sus provincias, sino que también le aseguraron a la estructura oficialista federal unas de las pocas victorias que se dieron en el marco de una derrota generalizada. Un oasis de triunfo que les concedió relevancia nacional.