Los tres pedidos de Kicillof a Alberto y la foto con Máximo, un mes después

El gobernador renegocia con la Casa Rosada la transferencia de fondos en busca de evitar el colapso de las finanzas provinciales.
El Canciller - Comentarios
@luis Alejandro Kicillof...¿ Probaste ser mas...

Este miércoles por la tarde, en la sede de la Gobernación, Axel Kicillof recibirá a Sergio Massa, Máximo Kirchner y los diputados nacionales del Frente de Todos para enmarcarles el cuadro de situación actual del distrito bonaerense a dos meses de haber iniciado su mandato. El cónclave tendrá como eje la inminente discusión sobre el presupuesto nacional, pero en la trastienda subyacen tres pedidos del mandatario a Alberto Fernández: más fondos de coparticipación, actualización del Fondo del Conurbano y traspaso de subsidios de transporte y energía a la Nación.

En La Plata, los dirigentes del Frente de Todos compartirán una merienda de camaradería y se embarcarán en discutir todas las temáticas que involucran a la Provincia en torno a la Ley que determinará el reparto de fondos para cada distrito en el 2020.

Te recomendamos leer

Desde la Gobernación apuntaron a El Canciller que el propósito de la reunión será que los legisladores tengan de primera mano el informe y el balance de los primeros 60 días de gestión, lo que fue realizado y lo que se planifica a corto y mediano plazo.

El gobernador notificará a su tropa sobre lo que le solicitará a la Casa Rosada en materia de obras, educación, salud, seguridad, subsidios y tarifas.

También, de las conversaciones que están llevando adelante el ministro de Economía Pablo López con su par de Nación, Martín Guzmán; y el titular de la cartera de Obras Públicas Agustín Simone con Gabriel Katopodis, en torno a las cuestiones que más le preocupan a la Provincia. “La idea es que entiendan la lógica de estos pedidos de antemano, que tengan el conocimiento necesario al momento de argumentar”, indicaron.

El presupuesto que manejará Kicillof estará atado, en gran parte, por la cuenta de egreso de Nación que será destinada para Buenos Aires. En este contexto, Kicillof analiza traspasarle los subsidios al transporte y la energía eléctrica a Fernández para ahorrarse más de $50.000 millones en 2020. Esta carga fue impuesta por el gobierno de Mauricio Macri al de María Eugenia Vidal, luego de que la ex mandataria consiguió una actualización del Fondo del Conurbano.

Fuentes cercanas al gobernador plantean que la actualización del Fondo del Conurbano no se terminó concretando, y que la transferencia de esos subsidios por parte de la Nación colapsó la finanzas provinciales. Entienden que a raíz de la deuda que Macri le dejó a Vidal, el cálculo de los fondos demanda una actualización y que, además, quedó desfasada la coparticipación.

El objetivo es, símil a como se expresa Guzmán sobre la deuda externa, buscar un sistema sustentable, en el que la Provincia encuentre la manera de solventar sus obligaciones sin que colapsen las cuentas.

En este contexto, Kicillof se volverá a fotagrafiar con Máximo Kirchner. El último retrato oficial entre ellos se produjo a principios de enero, cuando el mandatario comunicó que no podría enfrentar los vencimientos de deuda con recursos propios, algo que, semanas después, terminó haciendo.