Los siete millones y una posible extradición: horas decisivas para Balcedo

El Canciller - Comentarios

Después de los siete millones y medio de dólares encontrados en las cajas de seguridad, un fiscal uruguayo pedirá que se formalice la investigación contra Marcelo Balcedo por lavado de activos y tráfico de armas en Uruguay. La apertura formal de una causa contra el dirigente del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) postergaría la extradición de Balcedo a la Argentina.

El juez federal Ernesto Kreplak había enviado la semana pasada el pedido junto con la documentación que sustenta su investigación por lavado de activos y asociación ilícita. Dentro del escrito del juez, están incluidos los millones de dólares, las dos propiedades y los once autos que le secuestraron. La extradición ya fue remitida al juzgado de Crimen Organizado de Montevideo.

En ese mismo juzgado, el fiscal de Maldonado Rodrigo Morosoli se presentará en una audiencia hoy para abrir la causa que intentará dilucidar si Balcedo lavó plata en Uruguay. La investigación también abarcará a la esposa del sindicalista, Paola Feige.

¿Qué pasa ahora con la extradición?

Lo que fija el Código del Proceso Penal de Uruguay, si Balcedo está sometido a proceso penal en ese país, se puede diferir la entrega de la persona hasta que cumpla la pena. El objetivo del fiscal uruguayo era formalizar su investigación antes de que el juzgado de Crimen Organizado fijara la audiencia por la extradición.

Todo quedará entonces en manos del juzgado uruguayo, que también tiene que consultarle a Balcedo si quiere o no ser trasladado a Argentina. Si lo rechaza, el trámite no sólo se hará más largo sino que permitiría que primero se lo juzgue en Uruguay. Una posible disputa por los bienes incautados ya había sido adelantada por elCanciller, ya que los siete millones y medio de dólares son el mayor secuestro de dinero en efectivo en la historia de Uruguay.

Mientras tanto, en una resolución que dictó ayer, el juez argentino ordenó la intervención del sindicato de Balcedo. En una resolución de 20 carillas, el juez hace hincapié en las dudas que tiene al respecto de la colaboración con la justicia que tiene la estructura del sindicato

“Mirá que el contador me dijo que borres todo, todo, todo…”. Ese es uno de los mensajes que una empleada administrativa envió a fines de diciembre a alguien relacionado con el contador del sindicato. “Porque nos caen hoy, entonces necesito mandar las cajas adentro de mi auto” dice otra vez una de las integrantes del SOEME el 4 de enero, el mismo día que detuvieron en Uruguay a Balcedo.

Para el juez, la intervención es la única manera de cesar con los delitos que pudieran seguir cometiéndose y de poner en orden el sindicato. Para esto, ordenó que se conformara un Cuerpo Colegiado de Intervención Judicial, que estará integrado por un representante del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, y por un representante del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires.