Ley Impositiva: los pedidos de Juntos por el Cambio a Kicillof para acompañar el proyecto

Ante la falta de acuerdo por la rebaja en alícuotas inmobiliarias se cayó la sesión de este viernes.
El Canciller - Comentarios

Con negociaciones a contrarreloj con la oposición, el gobierno de Axel Kicillof busca aprobar la Ley Impositiva, que necesita para diagramar la economía de su gestión. El oficialismo precisa del acompañamiento de Juntos por el Cambio, que posee 26 de los 46 legisladores en la Cámara alta, por donde ingresó el proyecto. Entre quejas por un “impuestazo”, los intendentes del PRO buscan pactar cargos en distintos organismos a cambio de darle aire al nuevo gobernador.

Por falta de acuerdo entre ambas partes, se cayó la sesión de este viernes, ya que el bloque opositor no bajó al recinto, para no acompañar las subas de hasta el 75% en el impuesto inmobiliario. El lunes el Senado no abrirá por asueto, y la sesión podría ser entre el 7 y el 9 de enero.

La intención del Frente de Todos es mantener el nivel de ingresos del fisco. Con esa premisa, desde un principio intentó establecer un aumento, en promedio, de casi el 55% de la recaudación tributaria para ir en línea con la inflación de este año. María Eugenia Vidal les había dado el visto bueno a los senadores para que apoyaran la propuesta, pero su viaje a París para pasar año nuevo y la consiguiente acefalía opositora para definir una postura unificada puso palos en las ruedas.

ley impositiva kicillof
Axel Kicillof y Cristian Girard. Foto NA: MARIANO SANDA/GBA.

Juntos por el Cambio reclama mayor progresividad en las subas de algunos impuestos y rechaza de plano la alícuota que postula un incremento de hasta 75% en el Inmobiliario Urbano y Rural, un sector afín a la oposición que pide ser defendido por sus representantes en la Legislatura. De igual manera que la Ley de Emergencia Económica promulgada a nivel nacional, desde el oficialismo buscan que “los que más tienen pongan un poquito más”.

La oposición ha planteado observaciones razonables, puntualmente en movimientos de algunas alícuotas para que el impacto sea menor. Eso es lo que estamos trabajando para lograr la aprobación de la ley”, explicó esta mañana el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, en diálogo con AM 750. En esta línea, confió en que la oposición será “constructiva” y “antes de fin de año” la Ley estará sancionada.

Fuentes del Frente de Todos explicaron a este medio que la oposición busca una rebaja en el alza a los Ingresos Brutos y modificar el esquema de topes segmentados para los tributos Inmobiliario Urbano y Rural, pero también están en juego tres puestos importantes: la dirección del Banco Provincia, el tesorero y el subtesorero del distrito.

Te recomendamos leer

Allí apareció la rosca. Según apuntan desde el oficialismo, en caso de que el Gobierno desista de esos cargos jerárquicos, Juntos por el Cambio destrabaría el asunto en el Senado (en la Cámara baja, el oficialismo cuenta con quórum propio para aprobar la Ley).

Los puntos controversiales de la Ley

  • Subas en el impuesto Inmobiliario Urbano: la iniciativa prevé un esquema de aumentos progresivos según el valor de las propiedades. Para las de menor valor corresponderá el 15%, mientras que para las de mayor valuación fiscal la variación anual será de hasta el 75% (superior a $680.877). “El 86% de los contribuyentes afrontarán aumentos menores de $3.500 para todo el año”, explicó el ministro de Hacienda de la provincia, Pablo López.
  • Alzas en el impuesto Inmobiliario Rural: de manera idéntica, se establecerá una escala segmentada por valuación fiscal, que parte de un 15% para las propiedades de menor valor, y alcanza hasta un 75% de aumento para los campos más grandes (superiores a $3 millones en costo y con una superficie de tierra de más de 2.000 hectáreas). Según indicaron desde el gobierno provincial, más de la mitad de los propietarios pagarán impuestos por debajo de la inflación.