“Los necesitamos a todos”: mensaje de unidad de Alberto en la firma del pacto fiscal con los gobernadores (y sin Larreta)

Con Wado de Pedro de un lado y Guzmán del otro, Alberto Fernández firmó el Consenso Fiscal 2020 junto a los gobernadores de todas las provincias en Casa Rosada.
El Canciller - Comentarios

El presidente Alberto Fernández relanzó este mediodía el Consenso Fiscal en la Casa Rosada junto a los gobernadores, con la silla de la Ciudad vacía. Horacio Rodríguez Larreta fue el único ausente, en medio del conflicto por la quinta de los fondos de coparticipación que aprobó Diputados, tratará el Senado y que el gobierno porteño llevará a la Corte Suprema. El acuerdo les permitirá a las provincias ponerle fin a la reducción progresiva de impuestos a la que se habían comprometido en 2017.

“Hay un país que nos reclama que trabajemos unidos”, destacó Fernández ante gobernadores y vicegobernadores de las 23 provincias. El mandatario señaló que las provincias “entendieron lo importante que es que trabajemos juntos, que hay un país que nos reclama que trabajemos unidos, y que más allá de las diferencias políticas y las pertenencias partidarias, lo más importante es pensar en nuestra gente”.

La principal clave del consenso es que los gobernadores podrán evitar que bajen los impuestos por un año más, si durante el 2021 no promueven demandas contra el Estado Nacional vinculadas al régimen de coparticipación federal.

El Presidente junto a funcionarios oficialistas

Además, tendrán que limitar el endeudamiento en dólares o no aumentar el stock de deuda en esa divisa, y elegir instrumentos nominados en pesos.

Otro punto central del acuerdo es que los gobernadores tendrán que aceptar las reasignaciones de recursos en el marco de la transferencia de competencias, servicios o funciones. Las mismas no se determinarán por la coparticipación, sino a través de mecanismos que se fijan en el Presupuesto en base a lo que disponga el Tesoro.

Te recomendamos leer

Conflicto Nación-Ciudad

“No hay ninguna voluntad de enfrentar al gobierno de la Ciudad, está claro que Rodríguez Larreta busca victimizarse”, aseguró el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, según consignó Página 12, en referencia al proyecto de ley que probablemente se aprobará la semana que viene en el Senado, el cual establece el nuevo monto que la Nación le enviará a la Ciudad por la policía.

En el caso en que la Ciudad no firme el acuerdo, deberá cumplir el pacto firmado en 2017. Esto implica que el gobierno porteño tendrá que bajar el impuesto de Ingresos Brutos y Sellos. Por lo tanto, disminuirá la recaudación. Si no lo hace, la Nación podría imponerle una sanción.

Antes de que la Nación proponga la modificación de la coparticipación

El gobierno porteño podría salvarse de la sanción si envía un proyecto de ley a la Legislatura para salir del Consenso Fiscal. A su vez, Nación podría poner trabas para que la Ciudad tome deuda en el exterior.

El jefe de Gobierno porteño mantiene la postura de ir contra el gobierno nacional para evitar la quita de un punto de la coparticipación. Esta semana, el Presidente compartió un tweet del periodista Ari Lijalad donde confirma nuevamente su posición: Larreta recibió un excedente de fondos para solventar a la policía. 

En 2016, Macri decidió por decreto subir la coparticipación que recibía la Capital del 1,4% al 3,75% por el traspaso policial. Cuando las provincias se quejaron, la redujo a 3,5%.

Y para agregar más drama a la cuestión, Larreta buscaría gravar la renta de las Leliqs y otros instrumentos financieros. El borrador del acuerdo establece la imposibilidad de ese gravamen. 

Te recomendamos leer

Casi todos

El Museo del Bicentenario será el lugar donde se reunirán casi todos los gobernadores. Omar Perotti, gobernador de Santa Fe, confirmó ayer que tiene coronavirus, por eso será reemplazado por su vice, Alejandra Rodenas.

Asimismo, hay dudas de que puedan estar presentes Alicia Kirchner (Santa Cruz), Juan Schiaretti (Córdoba) -por recomendación médica- y Alberto Rodríguez Saá (San Luis). En sus lugares irán sus vicegobernadores.

A diferencia de la compleja situación que tiene el gobierno nacional con el de la Ciudad, el gobernador radical Gerardo Morales está muy cerca de la Casa Rosada. De hecho, este jueves visitó a De Pedro. Además de Morales dirán presente los gobernadores radicales de Corrientes, Gustavo Valdés, y de Mendoza, Rodolfo Suárez.