“Los menos malos”: advierte Durán Barba a los mercados que si se debilita Macri vuelve Cristina

El Canciller - Comentarios

“Seremos menos malos que los demás”, respondió Juan Román Riquelme en una conferencia de prensa a mediados de 2012, después de que un periodista le preguntara si le gustaba cómo jugaba Boca. En ese momento, el Xeneize era el último campeón del fútbol argentino, el único equipo argentino en semifinales de la Copa Libertadores y el único puntero del torneo local en desarrollo. Sin embargo, el desempeño de Boca no convencía a sus hinchas ni a la prensa. Tampoco al enganche, que decidió usar otro término para explicar que su equipo, de todos modos, era el mejor.

Ayer, Jaime Durán Barba utilizó el mismo recurso. En una entrevista con Bloomberg (con la que rompió su promesa de no dar más notas después de la que le dio a Jorge Fontevecchia en Perfil) el principal asesor del presidente Mauricio Macri reconoció que los problemas económicos estaban “hiriendo” al Gobierno, pero afirmó: “En el concurso de los menos malos, claramente ganamos. Somos los menos malos”.

“No hay Plan B”: le envía Marcos un mensaje a los mercados y ratifica el rumbo político de Cambiemos

El ecuatoriano, que acompaña a Macri desde 2004, relativizó los números que publican las encuestas y remarcó que el expresidente de Boca ganó todas las elecciones en las que se presentó desde que trabajan juntos: fue diputado en 2005, jefe de Gobierno en 2007 y reelecto en 2011 y presidente en 2015.

“Las encuestas no son una bola de cristal, son una forma de entender qué es lo que inquieta a la gente, qué es lo que sueña, qué es lo que piensa”, sostuvo, y aclaró que son más los indecisos que aseguran que nunca votarían a Cristina Kirchner que los que se niegan rotundamente a votar a Macri.

En cuanto a la expresidenta, Durán Barba consideró que las personas que dicen que no se va a presentar en las elecciones de este año “están locas”. “Es imposible. No soy su partidario, está claro, pero es una política con enorme capacidad”, subrayó. De paso, envió un mensaje a los mercados: les dijo que mirar las encuestas ahora “es absurdo” porque los electores recién reflejan sus verdaderas intenciones en el último mes antes de ir a votar.