Médicos cubanos: la carta en favor de su arribo y el proyecto opositor

Un colectivo afín al gobierno publicó una carta para agradecerles por su eventual llegada al país. La oposición pide repatriar a los profesionales de la salud argentinos varados en el extranjero.
El Canciller - Comentarios

El impacto de la pandemia en el país llevó al Gobierno a poner todos sus esfuerzos en la mitigación de la crisis sanitaria. Incluso la oposición, a través de la figura de Rodríguez Larreta, se encolumnó detrás del Presidente, que privilegió la salud sobre cualquier otra variable. Sin embargo, la voluntad del Ejecutivo de apuntalar al sistema de sanidad con el arribo de 202 médicos cubanos al país abrió una nueva grieta.

El oficialismo pretende que la delegación de profesionales cubanos se instale en la  Argentina cuando ocurra el pico de los contagios, a través de un vuelo especial de la aerolínea Cubana de Aviación. El país caribeño se puso a disposición desde la aguda irrupción del virus en el planeta, y ya envió una comitiva a Italia y otra a Brasil, dos de los países más afectados.

En este marco, referentes de Juntos por el Cambio y asociaciones profesionales de médicos salieron con los tapones de punta contra la decisión de Ginés González García, al señalar que aún no se ha agotado la nómina de trabajadores argentinos disponibles para afrontar la pandemia.

En un reportaje con A24, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, puntualizó que a la provincia le faltarían 500 médicos. En el mismo sentido se expresó su par de la Nación, que teme por un pico “incontrolable” en el conurbano. González García indicó que el desembarco de los galenos cubanos permitirá “desocupar a los profesionales más experimentados”.

En medio de la polémica, un grupo de personalidades emitió una carta titulada “Nunca más a la politización de la salud“. Allí manifestaron su respaldo a la cooperación de “médicos cubanos y de cualquier otra nacionalidad”. Llevó las firmas de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, el senador nacional Alfredo Luenzo, el presidente del Parlasur Oscar Laborde, las actrices Cecilia Roth y Cristina Banegas y el politólogo Atilio Borón, entre otros.

“La carta es un agradecimiento y un reconocimiento a quienes vienen a aportar en este contexto. La medicina cubana es respetada mundialmente, me resulta increíble cómo algunos demuestran públicamente su descontento. Si vinieran generales del Ejército o docentes, entiendo que pudiera molestar, pero los médicos han logrado un prestigio universal. Acá hay una ceguera ideológica contraproducente, rechazan a alguien que te viene a ayudar”, sostuvo Laborde en diálogo con El Canciller.

“Esto es parte de una campaña que obedece a un prejuicio evidente. Si los médicos vinieran de Australia u Holanda serían bienvenidos. Si el día de mañana vienen profesionales estadounidenses, yo también firmaré una carta de agradecimiento. Ojalá que Estados Unidos ofrezca recursos humanos y tecnológicos al país, serán bienvenidos”, agregó.

Te recomendamos leer

La respuesta opositora

Desde la oposición rebaten la decisión gubernamental con otro argumento. Esgrimen que antes de solicitar médicos de otros países, Argentina debe repatriar a los propios que están en el extranjero y que quieren regresar al territorio nacional. El legislador nacional de la UCR, Luis Petri, resumió ante El Canciller la postura: “El país tiene incluso más médicos en el exterior que los que le reclama a Cuba. Sólo en Madrid, hasta ayer, había más de 80. En Estados Unidos, 32; y en México, 27. Los profesionales varados piden volver a gritos por las redes sociales para cumplir con sus funciones en los hospitales públicos. En lugar de hacer esfuerzos por traerlos, buscan importar los recursos humanos, eso es lo injustificable“.

Petri confirmó que la UCR estudia incluir en el temario de la sesión mixta de la Cámara baja el proyecto que presentó para impedir la llegada de los profesionales cubanos. “Si hacés un raconto de los médicos locales, muchos se pronunciaron en contra y ninguno a favor. Esto es una muy mala señal para los profesionales argentinos que arriesgan sus vidas a diario”, precisó.

Luis Petri.

En los últimos días, a través de Infobae, cinco asociaciones profesionales de médicos han repudiado la llegada de sus pares cubanos. Incluso, por la trascendencia de la polémica, la semana pasada el ministro Gollán citó al Colegio de Médicos a una reunión, en la que le presentaron al funcionario bonaerense un listado de 170 profesionales extranjeros residentes en Argentina que tramitan la homologación de sus títulos en el Ministerio de Educación. El gobierno decidió privilegiar, por el momento, esa alternativa.

De acuerdo a diversos testimonios, los médicos argentinos le cuestionan a la cartera de Salud la potencial inversión en sus pares cubanos cuando no tienen garantizadas sus propias medidas de seguridad para trabajar en el contexto actual.

El diputado porteño de la UCR, Emiliano Yacobitti, aseguró que no está en contra “de que vengan cubanos, franceses u holandeses, siempre y cuando estén todos los médicos argentinos con trabajo”, y apuntó sobre los profesionales argentinos varados en el exterior que podrían retomar con su trabajo de ser repatriados.

Por su parte, la ex directora de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, encabezó una protesta más tajante a través de las redes sociales, en la que sostuvo que la llegada de los médicos cubanos esconde un trasfondo político-ideológico. “Si nos faltaba algo … eran los médicos/espías/comisarios cubanos!”, redactó un mes atrás.

La semana pasada, ratificó sus dichos al enfatizar que “no es responsabilidad de esos médicos, sino de un régimen totalitario como el cubano”. Frente a la consulta de El Canciller, respondió que mantiene todo lo expresado en su cuenta de Twitter.