Los cinco momentos más bizarros de los Grammy’s

En 60 años de historia, han habido muchos momentos llamativos pero cinco para recordar por lo sorpresivos.
El Canciller - Comentarios

1. Adele: “Gracias, pero no”

En la premiación del año pasado, el galardón más importante de la noche se lo llevó Adele por su disco 25. Pero la cantante británica sorprendió al subir al escenario y confesar que, para ella, Beyoncé debería haber sido la elegida por Lemonade. “No puedo aceptar este premio. Estoy muy agradecida, pero la artista de mi vida es Beyoncé y el álbum Lemonade es tan monumental”, confesó la cantante frente a su ídola.

2. Un huevo alienígena de carruaje

La excéntrica artista siempre seja una marca en sus apariciones. En 2011, apareció con una escenografía muy loca. Ella se encontraba dentro de lo que parecía ser un huevo de alienígena llevado por hombres y mujeres semidesnudos con una apariencia muy especial. Para presentar Born This Way, la neoyorkina interpretó que iba a nacer en el escenario con su performance, por eso la previa estaba dentro del huevo.

3. La bomba de soja

En 1998, Bob Dylan estaba tocando “Love Sick” cuando el artista de improvisación Michael Portnoy ingresó al escenario sin remera y con la frase “Soy Bomb” (bomba de soja) escrita en su pecho. Se dedicó a bailar frente a la sorpresa de los músicos hasta que fue sacado por la seguridad minutos después. Uno de los momentos para ridículos de la ceremonia.

4. Al escenario en calzoncillos

El dúo Twenty One Pilots suelen destacarse por no seguir las reglas. Cuando ganaron el premio a Mejor duo pop en 2017, se sacaron los pantalones para recibir el galardón.

5. El vestido más mirado

Jennifer López dejó a todos con la boca abierta cuando subió a presentar el primer premio de la noche con muy poca tela. Por milimetros no se le vio ninguna parte íntima y el público se lo hizo saber.