Lopetegui, Iguacel y Aranguren: revela Pagni las internas en Energía y la realidad de Vaca Muerta

El Canciller - Comentarios

La política energética de la Argentina podría dar un nuevo giro bajo el mando de Gustavo Lopetegui, uno de los hombres de mayor confianza del presidente Mauricio Macri. Así lo reveló el editorialista de La Nación, Carlos Pagni, quien además manifestó que el Gobierno deberá poner fin a una larga lista de subsidios a empresas que destinaron importantes fondos para invertir en Vaca Muerta ya se volvió insostenible.

El analista político de La Nación aseguró que el reemplazo de Javier Iguacel por Gustavo Lopetegui se debe a varios cortocircuitos entre el ahora exsecretario de Energía y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien se quedó con la cartera en la jibarización de ministerios del 2018. Para Pagni, las gestiones de Juan José Aranguren e Iguacel pueden abrir varios procesos judiciales contra el Estado nacional, tanto por parte de empresas privadas como de otras naciones.

Aranguren garantizó un precio de gas a quienes presentasen proyectos de inversión.

El subsidio de Aranguren


El conflicto tiene varias capas. Aranguren fijó un marco regulatorio cuando el cinturón sobre el déficit no estaba todavía tan apretado. El primer ministro de Energía de Macri pretendía aumentar rápidamente las inversiones en Vaca Muerta. Entonces, a través de la resolución 46, el funcionario garantizó un precio de gas a quienes presentasen proyectos de inversión. De esa manera, las empresas no deberían preocuparse si el precio se desplomaba.

La resolución no fijaba límites a los subsidios. Además, varias empresas no entraron al régimen y entonces debían competir en desventaja con las otras compañías. Para agregar desfasajes, la resolución privilegiaba a quienes más inviertan, complicando el desempeño de las empresas más pequeñas. Lo que ocurre es que dar de baja el subsidio supone volver a cambiar las reglas de juego para varias compañías que tienen grandes sumas de capitales en Vaca Muerta, como es el caso de Tecpetrol, que invirtió más de 1500 millones de dólares.

Conflicto con Bolivia


Pagni reveló además que Iguacel abrió un conflicto con Bolivia. Para incrementar la producción en Vaca Muerta, recortó el suministro de gas que Argentina recibe del país gobernado por Evo Morales. Pero el acuerdo firmado en la gestión Kirchner con Bolivia contemplaba el pago de un crédito de 140 millones de dólares si se recortaban las compras, que Evo Morales ejecutó y puso en peligro el acuerdo con el FMI.

Vaca Muerta, de nuevo a la realidad


También le adjudican a Iguacel cierta exageración de los recursos de Vaca Muerta. “Es posible que la misión más desafiante de Lopetegui sea retrotraer el discurso público sobre Vaca Muerta a la frontera del realismo. Uno de los defectos de Iguacel fue su propensión a alucinar cifras. El Gobierno comenzó a hablar de 30.000 millones de dólares de inversión antes de 2025. De un incremento adicional de 3.000 millones por año en la producción de petróleo. El sitio oficial de la Secretaría hablaba, para 2018, de inversiones cuyo monto casi triplica las que realmente se efectuaron”, apuntó Pagni.