“Lo pusimos de costado porque se ahogaba con su propia sangre”

Tomás Lacase continúa internado con 30 fracturas luego de ser víctima de una golpiza brutal a la salida de un boliche uruguayo.
El Canciller - Comentarios

El cordobés Tomás Lacase se recupera favorablemente. La familia anunció feliz que los médicos pudieron sacarle la asistencia respiratoria pero que el camino va a ser largo. Es que el joven de 19 años tiene 23 fracturas en la cara y 2 en el cráneo tras una brutal golpiza que recibió en la madrugada del domingo a la salida del boliche Ramsés en Punta del Este.

El abogado mendocino Bernardo Alcanoni no tuvo piedad con el adolescente y continuó golpeándolo aún cuando estaba inconsciente y tirado en el piso. Así lo encontraron Camila Glaverie y Cristian Claveria, dos turistas chilenos que volvían de bailar y pasaron de casualidad por el lugar.

“Encontramos al chico semiinconsciente en el suelo y lo pusimos de costado porque se ahogaba con su propia sangre”, le contó Cristian a Télam. La pareja describió que vieron a lo lejos un tumulto pero no pudieron identificar quién inició la discusión.

Para cuando llegaron, Tomás ya estaba en el suelo y lo asistieron inmovilizandoló hasta que llegase la ambulancia. “A pesar de no estar del todo consciente tenía el acto reflejo de levantarse, por eso es que intenté mantenerlo quieto en el suelo a la espera de que llegara la ambulancia”, recordó el chileno.

La familia los buscó para agradecerles “por haberle salvado la vida” y pudieron conocerse ayer mientras Tomás continúa internado en terapia intensiva.

Según el parte médico que informó el tío de la víctima, “Tomás está mejor. Ya respira por sus propios medios. Se está recuperando clínicamente. Esperamos que siga esa evaluación para que él pueda viajar a Córdoba y comenzar los tratamientos que tengan que ver con su recuperación, que será lenta y larga. Todo lo que tiene que ver con la cercanía al cerebro son las fracturas más preocupantes”.

El agresor

Bernardo Alcanoni, es un abogado mendocino de 29 años, que fue imputado como el agresor responsable de haber lesionado a Lacase. A pesar de que la pelea fue grupal, se presume que Alcanoni fue el incitador y el que continuó pegando sin conciencia. Al día siguiente, fue detenido pero luego quedó libre tras pagar una fianza de 10 mil dólares.

El abogado vive actualmente en Buenos Aires y forma parte de una familia muy respetada en San Rafael. Durante su adolescencia jugó al rugby en el mismo club que el joven que fue noticia en septiembre por morir atropellado por su novia.

“El defensor del agresor es un papá, también dolido, y por eso lo respetamos. Él tampoco estuvo allá, así que está contando lo que le contaron a él o le sugirieron”, relató el tío de Tomás.