Licenciado y fan de Messi: Tom Brady, el “pibe de 40” de California

El Canciller - Comentarios

Fue elegido en la sexta ronda del draft en el año 2000, puntualmente en el puesto número 199, por los New England Patriots. Una tarjeta de la colección “Playoff Contenders Rookie Ticket” del año de su debut fue vendida en una subasta por 250 mil dólares hace cuatro días. El hombre en cuestión es Thomas Edward Patrick Brady, Jr. –más conocido como Tom Brady-, el quaterback (“mariscal de campo”) que con 40 años y ocho meses se burla de Benjamin Button.

Brady nació en San Mateo, en el estado de California, una ciudad de menos de 100 mil habitantes. Inspirado en el mariscal Joe Montana -a quien define como uno de sus mayores ídolos- desarrolló sus primeros pasos en la posición más importante del fútbol americano.

Como casi todo deportista estadounidense, Brady fue a la universidad. El hombre de 1,93 metros de altura concurrió a la casa de estudios de Michigan y se graduó como Licenciado en estudios organizacionales. El hecho de que culminase sus estudios no se debió tanto al orgullo de graduarse a pesar de ser un deportista de elite, sino a una necesidad real: en Michigan, Brady era el séptimo quarterback del equipo.

En el año 2000, tras quedar en tercera posición como mejor mariscal en la historia de su equipo universitario -concretó 442 de 710 pases-, fue reclutado por los New England Patriots en la posición 199. Los Patriots estuvieron cerca de elegir a Tim Rattay por sobre Brady, pero la opinión de uno de los reclutadores hizo que la decisión se inclinara por el oriundo de San Mateo. La cadena televisiva NFL Network denominaría años más tarde a aquella transferencia como “la adquisición más importante de la historia del draft de la NFL”.

Tras un año escalando posiciones, en 2001 ya era el mariscal de campo titular del equipo. Ese año los Patriots ganarían el Superbowl. Incluida la del 2001, Brady jugó siete finales de NFL: ganó cinco (2001, 03, 04, 14, 17) y perdió en 2007 y 2011.

Brady tiene dos hijos y una hija: John Edward Thomas, Benjamin y Vivian. El primero de ellos es fruto de su relación con la actriz Bridget Moynahan. Los otros dos son hijos de la modela brasileña Gisele Bündchen, con quien actualmente sigue casado.

Al igual que Manu Ginóbili, es otro “pibe de 40” que vive en suelo norteamericano. A los 39 años jugó tal vez su mejor final de la historia. El quarterback de 102 kilos tiene un ídolo, y es argentino. “Amo a Messi, es un gran jugador, pero soy un poco más viejo que él. Me encanta el fútbol, lo veo desde hace mucho tiempo”, confesó hace unos días.