Ley Impositiva: con cambios, la Legislatura bonaerense aprobó la reforma de Kicillof

El proyecto fue aprobado en ambas Cámaras, con varias modificaciones. Las críticas del gobernador a Juntos por el Cambio.
El Canciller - Comentarios

Tras varias idas y vueltas, y con modificaciones al proyecto original, la Legislatura bonaerense aprobó este miércoles la ley de reforma impositiva propuesta por Axel Kicillof. Minutos después de sancionada la ley, el gobernador emitió una serie de tuits donde criticó los cambios propuestos en el Senado, que hicieron que la reforma vuelva a Diputados, donde obtuvo su sanción final.

“En el Senado, con su mayoría, el bloque de Juntos por el Cambio introdujo varias modificaciones, con las que NO estamos de acuerdo y no acompañamos”, tuiteó el gobernador. Y agregó que “en el impuesto inmobiliario urbano estableció un descuento MAYOR por pago en una cuota para el segmento de los más grandes propietarios. Redujo la tasa de ingresos brutos para los operadores de cable, para los importadores y exportadores”.

Entre las modificaciones, se atenuó el impacto del Impuesto Inmobiliario y la sobretasa en la carga y descarga en los puertos. En el Senado, Juntos por el Cambio modificó el alcance del aumento en el Impuesto Inmobiliario urbano. La cantidad de partidas a las que abarca la suba del 75% se redujo de 2.600.000 a 600.000.

Además, el beneficio de un descuento por abonar el impuesto en un solo pago pasará del 20% a un 25%. Por otra parte, el aumento de los ingresos brutos para la fabricación de medicamentos quedará en el 1,5%, mientras Kicillof buscaba llevarlo al 3,5%.

Similar fue la situación con los ingresos brutos para los servicios profesionales, que se mantendrán en 3,5% en vez de aumentar a un 4,5%, como pretendía el gobierno bonaerense.

Para su tratamiento en Diputados, Kicillof ya había modificado 9 puntos del proyecto original que sirvió para acercar posiciones con la oposición.

Decidió que los jubilados con haberes mínimos no paguen el impuesto inmobiliario urbano. Reducir la alícuota de ingresos brutos a las actividades de los profesionales y a la venta de los comercios minoristas. Extender beneficios para las pymes del sector agropecuario. Descentralizar en los municipios el cobro de patentes modelos 2009. Eximir del pago de tasas e impuesto inmobiliario a las asociaciones civiles. Y poner un techo al incremento del impuesto automotor, que no podrá ser mayor a la inflación de 2919.

Te recomendamos leer

Cronología

La ley impositiva enviada por Kicillof tuvo varios vaivenes. Es que para aprobar una normativa en la Legislatura bonaerense sí o sí deben existir acuerdo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Luego de la trunca sesión en el Senado en diciembre, el bloque opositor volvió a dialogar con el oficialismo para llegar a un acuerdo. Y a diferencia de otras negociaciones pasadas, esta vez hubo varias voces cantantes. Por un lado, los legisladores, quienes mantuvieron conversaciones con sus pares del Frente de Todos, con varios cruces incluidos.

Los intendentes también jugaron su papel. La semana pasada, Kicillof citó a los jefes comunales “amarillos” para una reunión en la Casa de Gobierno. Pese a sus vacaciones, María Eugenia Vidal aún mantuvo un lugar de privilegio en el liderazgo del partido para negociar con el referente del Frente de Todos. Alberto Fernández también hizo su parte, brindando su apoyo al gobernador con una foto el lunes en Casa Rosada.

Uno de los últimos pedido del bloque opositor tuvo que ver con el sector portuario. Juntos por el Cambio reclamó una modificación en la sobretasa: según habían dicho los propios legisladores opositores, sin esa reducción de la alícuota (al menos del 50%), no estarían los votos necesarios. Finalmente, el gobernador cedió.