Ley de Góndolas: las 3 claves del proyecto (rechazado por los supermercados)

El Frente de Todos insiste con la aprobación de la Ley de Góndolas antes de la asunción de Alberto Fernández.
El Canciller - Comentarios

Al igual que el proyecto de la nueva Ley de Alquileres, el Congreso de la Nación se prepara para tratar, la semana que viene, la iniciativa conocida como la Ley de Góndolas. Si bien la normativa cuenta con dos textos -uno impulsado por la ¿retirada? Elisa Carrió y otro del Frente Grande, de Juan Grabois-, existen varias similitudes entre ambos documentos: las iniciativas buscan combatir la concentración de las empresas alimenticias, darle lugar a las PyMEs nacionales y “evitar los abusos” de los supermercados.

El debate no estará exento de polémicas. Uno de los dirigentes que más insiste con la sanción es el próximo presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien aseguró que  “a veces la gente llega a la góndola y cree que compra un producto de distintas marcas, pero resulta que son del mismo fabricante”. “La ley de góndolas lo que representa es competencia. En la Argentina de empresarios que hablan de mercado libre y competencia, vamos a poder tener una ley que genera más competencia”, justificó.

De no aprobarse en noviembre, desde el entorno del tigrense indicaron a El Canciller que “la ley estará incluída en el paquete de medidas más urgentes, una vez que asuma Alberto (Fernández)”.

Te recomendamos leer

Del sector supermercadista hubo respuesta. Héctor del Campillo, de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba, aseguró que el proyecto próximo a debatirse “es inconstitucional y ataca la libertad de comercio”, dijo el ex diputado.

“Esto es tan malo como lo que hizo este gobierno, con una falta total de controles. Se pasan de la raya. Me hacen acordar a Guillermo Moreno, cuando ponía la pistola arriba de la mesa. Además, es muy difícil de controlar lo que se propone”, completó.

Las tres claves del proyecto

  • Si se aprueba la ley de Góndolas, en los supermercados quedará prohibida la utilización de una góndola en más de un 30% de su capacidad para una sola marca, proveedor o grupo de empresas proveedoras relacionadas o vinculadas dentro de una misma categoría de producto. 
  • En otro punto de la normativa se dispone que los supermercados deberán destinar el 25% de sus góndolas a productos elaborados por las pymes regionales.
  • Para desconcentrar la economía, el proyecto también tiene pensado incorporar los productos elaborados por la “economía popular”. De aprobarse, el 5% de la góndola deberá estar destinado a productos provenientes de la agricultura familiar, campesina o indígena.