Ley anti tarifazo: lleva Urtubey un plan B a Casa Rosada y le da oxígeno a Macri frente a Pichetto

El Canciller - Comentarios

Hasta las 19 del martes. Ese fue el plazo que le dio el senador peronista, Miguel Ángel Pichetto, al Gobierno nacional para presentar una propuesta superadora a la de la oposición que propone retrotraer los valores de las tarifas de los servicios públicos a noviembre del año pasado. La iniciativa perjudica a los gobernadores, que verán reducidos los tributos que cobran gracias a la boleta. Este lunes, a contrarreloj, el presidente Mauricio Macri recibió a Juan Manuel Urtubey en Casa Rosada para hablar “de lo que está pasando en la economía de cada provincia”, pero entre líneas se rumorea que el Presidente busca oxígeno en los caciques provinciales ante un eventual veto de la ley “anti tarifazo”.

Por ahora, el devenir de los próximos días parece cerrado: la oposición encabezada por el peronismo “dialoguista” y el kirchnerismo hará avanzar el proyecto que ya cuenta con el aval de la Cámara de Diputados e, inmediatamente después, Macri usará las armas del Poder Ejecutivo y lo vetará. En otras palabras, al menos como lo ve el oficialismo, el Presidente asumirá el costo político de una iniciativa que tildan de demagógica.

“Yo planteo una alternativa diferente. Se tiene que discutir en el Congreso, pero creemos que hay que bajar el IVA del 21% al 10,5%” para el consumo residencial, y “del 27% al 21% para las Pymes”, explicó el mandatario salteño. La iniciativa que plantea Urtubey abarata el costo para las PyMES, en tanto que, si bien significa un recorte para las cajas del Ejecutivo, reduce el impacto en el déficit.

A pesar de que los congresistas voten a favor del proyecto, Macri consiguió el respaldo de algunos gobernadores que afirman que el Congreso no tiene por qué intervenir en las tarifas, ya que son herramientas del Poder Ejecutivo. Urtubey, en general más cercano a Cambiemos que a cualquier fuerza de la oposición, propuso “federalizar la discusión”. Es decir, que cada provincia se haga cargo de llevar adelante las negociaciones correspondientes.

Urtubey, en general más cercano a Cambiemos que a cualquier fuerza de la oposición, propuso “federalizar la discusión”

Pese al intento de mantenerse en una oposición responsable, la coyuntura ha cambiado para el peronismo que parecía haberle cerrado la apuesta  a Cristina Kirchner. Mientras Macri baja en las encuestas, la expresidenta sube y, la posibilidad de pelear recién en 2023 parece haberse adelantado hacia el 2019. En esa línea, el PJ convive con buena sintonía con el Gobierno, pero lo deja perder imagen tranquilo mientras rearma su estructura electoral.

Frente a este oficialismo debilitado, el peronismo afirma que es momento de dejar de aplaudir y plantarse en algunas discusiones. La oposición responsable no mira con buenos ojos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional ni el endeudamiento veloz que lleva adelante Cambiemos en su intento, por ahora fallido, de controlar la inflación.

Por ahora, Macri busca oxígeno en los gobernadores para soportar el golpe de vetar el proyecto anti tarifazo de la oposición. La sanción del Ejecutivo llegará con mal timing: este lunes se dio a conocer que Argentina descendió de la primera posición a la cuarta en el ránking de salario mínimo de la región, superada por Uruguay, Chile y Ecuador.