Le embarra la cancha Stornelli a Ramos Padilla y aprovecha sus fueros para esquivar la indagatoria

El Canciller - Comentarios

En una investigación judicial, hay instantes clave. Uno de esos es la indagatoria, el momento en el cual un juez (o jueza) cita a una persona porque tiene pruebas e indicios de que podría cometido un delito. Es la instancia donde se puede defender de las acusaciones que se le hacen. Pero, ¿qué pasa si alguien decide no presentarse? En el mundo de los normales, se lo declararía rebelde (¡ja!) y la policía podría detenerlo para que se presente ante el juez.

Pero, ¿qué pasa cuando la persona que no quiere ir a declarar es un funcionario, un juez o un fiscal? El juez federal Alejo Ramos Padilla había citado a indagatoria para este jueves a Carlos Stornelli, el fiscal que tiene a su cargo, junto a Claudio Bonadio, la causa de los Cuadernos de las Coimas. El fiscal le presentó algunas horas antes un escrito donde aseguró que la causa debía declararse nula y que él no tendría ni que intervenir.

Resultado de imagen para alejo ramos padilla

¿Qué puede hacer Ramos Padilla? La respuesta los sorprenderá: nada. Stornelli tiene fueros, lo que significa que no puede ser detenido. O sea, no se lo puede obligar a presentarse. Algo similar a lo que podría haber hecho Cristina Fernández de Kirchner todas las veces que fue citada o los diputados que tuvieron que presentarse en Comodoro Py.

Sin indagatoria, sin darle a Stornelli la oportunidad de defenderse, la causa contra él no puede avanzar. No se puede procesar a alguien si no se le comunicaron los delitos de los que se lo acusa. El fiscal sabe que no concurrir produce un pseudo-bloqueo de su situación, ya que pedir un desafuero para una indagatoria suena hasta desmedido.

Imagen relacionada

¿Qué hubiera pedido Stornelli para un imputado que se negara a presentarse en su indagatoria? Probablemente lo consideraría un peligro para la investigación. La causa de los Cuadernos es la prueba de que pedir detenciones no es algo que le resulte ajeno.

¿Es moral o éticamente aceptable que un funcionario se niegue a presentarse ante el requerimiento de un juez? El mensaje que se desliza entre aquellos que no frecuentan los pasillos tribunalicios es claro: ni siquiera “la justicia” confía en “la justicia”.

En el medio de todo, otra batalla. Ramos Padilla considera que debe quedarse con la investigación y así es como todo quedará en las manos de los camaristas federales de Mar del Plata. Todo Retiro mira atento los movimientos en la causa de Marcelo D’Alessio, no tanto por la suerte del falso abogado, sino por los mensajes del celular y los archivos que guardaba. ¿Con quién hablaba D’Alessio? ¿Cuántos posibles operadores o abogados giradores pueden ahora caer?