“Sentí que estaba metido en un juego”

Lavagna aseguró que no se sintió completamente cómodo en el debate por el poco tiempo que tenía cada candidato. Además, se sintió molesto porque los demás candidatos no hablaron del problema del hambre.
El Canciller - Comentarios

El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, aseguró que no estuvo “cómodo” durante el último debate electoral porque sintió “que estaba metido en un juego que no conducía a un cambio en la Argentina”.

En una entrevista a Crónica TV, el economista aclaró que este tipo de encuentros “siempre dejan cosas positivas” y “agrega transparencia” al proceso, pero consideró que “el formato no es el mejor”. “Ayer éramos seis, teníamos poco tiempo. Seguramente se pueden encontrar formas de debate que permitan un análisis un poco más en profundidad de las cosas“, señaló.

En este sentido, Lavagna explicó que no se sintió “completamente cómodo” en el escenario de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). El candidato agregó que le “cuesta aceptar esta pelea permanente entre los dos extremos de la grieta sin asumir ninguno de los problemas que existen ni aceptar que hay que cambiar el rumbo“. “La verdad, sentí en ese momento que estaba metido en un juego que no conducía a lo que uno puede esperar, que es un cambio en la Argentina”, agregó.

 

La crítica a Macri

Por otra parte, el ex ministro de Economía opinó que, a lo largo del encuentro, el presidente Mauricio Macri mostró una “negativa completa de admitir que ni los brotes verdes, ni las lluvias de inversiones, ni el próximo semestre, ni ninguna de las promesas que se hicieron en materia política y económica se han cumplido”. “Eso de que no hay propuestas no es cierto, sí las hay. Lo malo es que en algunos casos se van en repetir lo que hicieron o lo que están haciendo”, sostuvo Lavagna.

Por último, el líder de Consenso Federal resaltó que le “molestó el grado de ignorancia” en el tema del hambre por parte de sus adversarios electorales. Para Lavagna, el próximo Gobierno “se va a encontrar con un país que tiene buena parte de los problemas del 2015” y “algunos elementos negativos” nuevos como “el nivel de deuda, cuatro años más de expulsión de gente y de menos trabajadores”.

«Lavagna no pudo sacar ventaja ni siquiera en la parte económica»